Una mujer que se desempeña en el área zapatería dio positivo y por eso aplicaron el protocolo correspondiente.

Este viernes se realizó una desinfección completa en la sucursal de Walmart Dorrego tras confirmarse un caso positivo de coronavirus entre sus empleados. A las 10 de la mañana, una vez concluido el procedimiento, abrieron las puertas y atienden con normalidad.

Se trata de una empleada del área zapatería que ayer el ministerio de Salud confirmó como contagiada. Se encontraba aislada desde hace 9 días, luego de que un familiar de ella, presentara síntomas compatibles.

La gerencia informó que desde ese momento la mujer no volvió a asistir al supermercado y que apelaron a las cámaras de seguridad para captar quiénes podrían haber tenido contacto con ella. Fue por eso que ubicaron a cuatro trabajadores más y se los aisló. Hasta el momento no han vuelto a la sucursal y tampoco han presentado sintomatología.