Además de Suarez fueron parte otros siete gobernadores. El objetivo fue analizar la situación sanitaria de cada provincia y ver cómo continúa la cuarentena.

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde, desde el Salón Norte de la Casa Rosada, una reunión por videoconferencia con los gobernadores de ocho provincias para evaluar la situación sanitaria y las medidas a tomar en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19. 

El mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello. 

El gobernador Rodolfo Suarez, aislado por un caso positivo de coronavirus en su entorno familiar, fue parte de la comunicación virtual desde su residencia en Luján de Cuyo.

Es importante indicar que Mendoza se encuentra, desde hace casi dos semanas, en fase de aislamiento social y obligatorio. Según el último reporte del Ministerio de Salud, la provincia está al borde de los 39 mil casos y cuenta ya con más de 400 fallecimientos.

A esto se suma otra de las cifras que a la Nación le preocupa: el 86% de las camas de terapia intensiva están ocupadas en el Gran Mendoza.

Además estuvieron los mandatarios de Córdoba, Juan Schiaretti; de Santa Fe, Omar Perotti; de Tucumán, Juan Manzur; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Chubut, Mariano Arcioni; y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.