Por Mauricio Runno

Aeropuerto de Mendoza. Media mañana de viernes. “Caravana de Hilux viejas con banderas de Bolivia, y remeras de Evo Morales”, resume un tuit de un mendocino sorprendido. La llegada de Evo Morales le pone a la Vendimia 2020 más color: en este caso el verde, rojo y amarillo de la convulsionada Bolivia.

Mendoza es una especie de ensadala para todos los gustos en estos días. Y las reuniones relacionadas con la Vendimia proliferan, casi minuto a minuto. Lo primero que ocurrió hoy dentro del mainstream fue el llamado desayuno real, convocado por un grupo de medios. Es notable cómo la fuerza corporativa intenta destacarse en esta horas, como si el resto del año no existiera o como si el ruido debiera pasar por estas horas, para dar lugar al silencio la mayoría del tiempo.

La llegada de Evo Morales a Mendoza

Este desayuno real convoca -una vez más- a las autoridades máximas del gobierno provincial y a una tribuna disímil en protagonismo y peso específico. Y, claro,a las esbeltas candidatas que año a año se presentan a un concurso de belleza al que se intenta morigerar recurriendo a los argumentos más precámbricos en el mercado.

Otro tuit de la usuaria  @NiquiAwnyat, que se autopercibe como “Duraznito”, pone el dedo en la llaga: “El feminismo no debe opacar ninguna festividad de vendimia, dijo una de las reinas, vamos a opacar lo que sea mamita”, explica.

Gonzalo Santo Tomas, localizable como @gonzasantotomas, en cambio, se muestra menos virulento: “Es imposible no disfrutar Mendoza en Vendimia más de una semana con grandes eventos!! Si sos turista no te lo podes perder y si sos mendocino, lo tenes que disfrutar!”.

Claro que la Vendimia sucede en otros lugares del mundo. Todo hay que aclararlo. Rescato una perla simpática escrita desde Durazno, en Uruguay. Es una respuesta de Pedro González – @Pedringonsan – a @Jeanantoine12. “Estoy en medio de un viñedo por comenzar vendimia, y tu ya estas con la botella abierta! Cerramos el círculo”.

El maipucino Cristian Veron, en su cuenta @015Veron, recoge el guante a propósito de expresar opiniones polémicas. Y se toma el trabajo de rankear las suyas:

1. Messi es mejor que Maradona
2. La vendimia no le importa a nadie, sólo los que trabajan en el rubro
3. El locro esta sobrevalorado

También en Twitter, una supuesta garra del imperialismo más feroz del que tengamos memoria, según lo que recogemos a diario de militantes y dirigentes de la izquierda folklórica, aparece la convocatoria para las movilizaciones “En defensa del agua”. Una falacia muy usual entre mendocinos  pocos informados.

Lo cierto es que vía Twitter, o sea, un arma del capitalismo, la Red Ecosocialista llama a convocarse para este sábado, muy temprano de mañana. Los que integran esta red y aparecen en el flyer son el inclasificable FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y el no menos incasificable MST (Movimiento Socialista de los Trabajadores)

Para terminar me pareció conveniente buscar entre los destacados del hashtag #Vendimia y leer hasta encontrar una opinión con bastante sentido común, que sería un gran punto para quien lo realizara. Es que uno a veces tiene la sensación que la Vendimia ha perdido su sentido de tanto ampliarse. Bastaría, tal vez, con retomar el significado de una fiesta popular, para no caer en el cambalache al que tan afectos parecemos los mendocinos.

Sostiene Tomás Amarreala, más y bien conocido como @cervezajerome: “Que obscenidad ver a los políticos de todos los partidos en las primeras filas de todos los eventos de Vendimia, y el protagonista principal ( desde el viñatero raso hasta el empresario responsable), relegado a romperse el orto para subsistir y alimentar al Estado con impuestos”.

Feliz Vendimia, amigos y amigas, que no decaiga el brindis.