Se trata de un penitenciario que se desempeña en el área de seguridad externa y no ha tenido contacto con los internos.

El servicio penitenciario de Mendoza sumó su primer caso de coronavirus esta semana. Se trata de un oficial del complejo penitenciario Almafuerte II de Cacheuta.

El hombre se desempeña en el área de seguridad externa y según informaron autoridades, no ha tenido contacto con los internos, ya que trabaja en el perímetro y no ingresa al penal.

El 21 de julio comenzó a presentar síntomas y fue trasladado al Hospital El Carmen, dónde lo hisoparon, se confirmó que estaba contagiado y quedó internado.