El dirigente que impidió que Leo pudiera salir del club, acorralado por las críticas y el pésimo andar futbolístico con derrota en el clásico incluido, presentó su renuncia.

Josep Bartomeu dejó de ser el presidente del Barcelona. El hombre que no dejó salir del club a Lionel Messi presentó la renuncia este martes ante una junta directiva de urgencia. La propuesta de la dimisión fue aprobada sin discusión por el resto de la comisión.

Allí, tanto Bartomeu como toda su junta directiva dejaron sus cargos sabiendo que el voto de censura que los socios del club habían impuesto iba a realizarse. Con esta medida se ahorran un paso que quisieron evitar dar a toda costa y que incluso hubiera supuesto una salida antes de marzo, cuando estaban planteadas las nueva elecciones.