Si ayer fue el israelí Omer Goldstein el que desató un pequeño terremoto en la salida de la primera etapa de la Vuelta a Burgos, hoy son tres corredores del equipo UAE-Emirates los que han sido apartados del mismo y, por lo tanto, no tomarán la salida en la segunda jornada de la prueba burgalesa.

Sebastián Molano, Cristian Muñoz y Camilo Ardila no tomarán hoy la salida estuvieron en contacto el pasado sábado con una persona que ha dado positivo por COVID-19 y que conoció su resultado positivo en el día de ayer.

Siguiendo el protocolo establecido por la UCI, los tres corredores han sido aislados y enviados a sus domicilios, donde se les realizarán nuevos test después de haber arrojado resultados negativos en los PCR realizados antes del arranque de la carrera.

Así pues, con los tres colombianos de UAE-Emirates ya son cinco los corredores que han tenido que decir adiós a la Vuelta a Burgos por causas relacionadas con el coronavirus cuando sólo se ha disputado una etapa.