La defensa de Marcos Córdoba presentó un escrito en el cual admitió el error. El abogado de las víctimas pidió “no cargar las muertes a ningún funcionario”. Juan Pablo Schiavi, desde la cárcel, aseguró que el accidente “tuvo un tufo mafioso”.

Marcos Córdoba, en la mira de la justicia

La defensa de Marcos Córdoba, maquinista que conducía la formación del tren Sarmiento que desencadenó en la denominada ” Tragedia de Once”, presentó un escrito en el que admite haber anulado el dispositivo de freno.

“Todo nulo. Llegó la verdad”, resumió Gregorio Dalbón, abogado que representa a familiares de las víctimas. Desde su cuenta de Twitter, el defensor compartió el escrito presentado por la defensa de Marcos Córdoba. “Yo tengo responsabilidad, anulé el dispositivo, pero no lo hice a propósito, nunca imaginé que algo así iba a ocurrir”, señaló el comunicado.

En diálogo con “Mañana Sylvestre” (Radio 10) Dalbón consideró que “las muertes del día 22 de febrero del 2012 le corresponden a quien desconectó el dispositivo, Marcos Córdoba”. “No se le pueden cargar las muertes a ningún funcionario publico ni a ningún empresario”, remarcó el abogado al tiempo que aseguró que “Córdoba no hubiera anulado ese freno el hecho no se hubiera producido”.

“Ese acto que hace Marcos Córdoba y que reconoce, hace que reconozca su responsabilidad por anular ese freno para descansar la mano”, remarcó Dalbón.

Cabe recordar que el propio Córdoba pidió durante el juicio que le “crean en mi porque yo frené, porque hice todo lo posible por frenar ese día, todo lo que estuvo a mi alcance lo hice, quiero por favor que me crean, nada más”. Ante el Tribunal Oral Federal 2 destacó: “Yo no estaba borracho, no estaba drogado, no había ido a ningún corso y la noche anterior había descansado bien”.

Desde la cárcel (donde cumple 5 años y 8 meses de prisión, condena que no está firme) Juan Pablo Schiavi no se mostró sorprendido porque “esto no es nuevo”. “Para nosotros esto es un elemento más. Yo soy pesimista porque todo lo que planteamos parece que entra en un saco roto”, apuntó.

“El hecho que más de 20 personas estuvieramos presos fue el primer acto destituyente y de Lawfare”, dijo en declaraciones radiales el ex secretario de Transporte.

Schiavi, en diálogo con “La mañaná” (AM 750) destacó que “la Corte Suprema dijo ´tuvimos que hacer un esfuerzo enorme para elegir un tribunal que pudiera juzgar este juicio”, razón por la cual piensa en un “tufo mafioso”.