La audiencia convocada por el juez subrogante de la ciudad entrerriana de La Paz, Raúl Flores, para mediar en el conflicto de la familia Etchevehere por la posesión de un campo, quedó suspendida hoy, en tanto el exministro de Agricultura Luis Etchevehere y ruralistas locales realizaron una protesta en el acceso a la localidad de Santa Elena, donde está el predio, pese a la resolución judicial que disponía lo contrario.

Dolores Etchevehere, hermana del exfuncionario del macrismo y enfrentada con su familia, denunció “violencia, patoterismo y apriete” de parte de los sectores que apoyan a sus hermanos y a su madre y no acatan la medida judicial que prohibió la realización de “cualquier acto” que impida el egreso de personas del predio rural “Casa Nueva”.

“Lo de afuera es muy confuso, caracterizado por la violencia, el patoterismo y el apriete. Acá adentro estamos trabajando concentrados, el Proyecto Artigas ya está en marcha”, expresó la mujer a radio Rivadavia.

Flores había dispuesto prohibir cualquier acto que impidiera el egreso de las personas que se encuentran en el interior de “Casa Nueva”.

En paralelo, la audiencia convocada por el magistrado para mediar en el conflicto familiar quedó suspendida hoy, luego de que Luis Etchevehere recusara al magistrado con la intención de que el caso pase a la ciudad de Paraná.

El exfuncionario y expresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) realizó una protesta junto a ruralistas en el acceso a Santa Elena, desde donde afirmó que permanecerá “hasta que salga el último de los ocupantes” y, si es necesario, “hasta el fin del mundo”.

Tras indicar que están haciendo “resistencia pacifica en la puerta del campo esperando que la Justicia restituya el bien y desaloje a los usurpadores”, informó que recusó al juez Flores y apeló la medida, “como también lo hicieron los fiscales, ya que establecieron que la propiedad es de Las Margaritas SA y los que están adentro no tienen ningún título para estar allí”.

“Mi hermana en 2018 vendió las acciones de Las Margaritas y los derechos sucesorios; desde 2018 mi hermana no tiene ni acciones ni derechos sucesorios”, aseveró.

En tanto, mañana se repetirán las protestas de ambos sectores: por un lado, organizaciones populares que apoyan al Proyecto Artigas se movilizarán a las 16 en Santa Helena, en Entre Ríos, y en la sede de la Rural de Capital Federal, en Avenida Sarmiento 2704, mientras Luis Etchevehere y los ruralistas locales mantendrán la protesta en el acceso a “Casa Nueva”.

Dolores Etchevehere definió al conflicto como “estructural” y puso en duda que la situación pudiera resolverse en “una asamblea de un domingo a las 9 de la mañana”, en alusión a la audiencia suspendida de hoy.

La mujer relató además que le ofrecieron “un salvoconducto” para salir de la provincia porque su vida corría peligro, y aclaró que si no denuncia “los actos de corrupción” de sus hermanos podría “quedar relacionada con sus actos ilícitos”.

También anticipó que mañana comenzará a declarar ante el fiscal federal porteño Federico Delgado sobre las denuncias por corrupción y otros delitos en las que ella involucra a sus hermanos.

“Voy a ejercer mis derechos no solamente hereditarios sino los adquiridos a través de once años de investigación. Voy a llegar hasta las últimas consecuencias y hasta que toda la investigación esté ingresada prolijamente dentro de la Justicia en la causa a cargo del juez (Daniel) Rafecas”, sostuvo.

Flores había pedido en las últimas horas a las partes que designaran una nómina de seis personas que podrían ingresar y salir del campo para poder llevar alimentos a ese lugar en disputa entre Dolores y sus hermanos Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián, quienes se oponen a que en ese predio se desarrolle el Proyecto Artigas.

Durante la jornada de ayer, los hermanos, junto con su madre, Leonor Marcial Barbero de Etchevehere, y un grupo de personas se instalaron en la puerta del establecimiento rural e impidieron que pudieran ingresar o egresar personas y vehículos de “Casa Nueva”, pese a la disposición judicial en contrario.