El gobernador advirtió que “la situación es compleja y crítica en algunos hospitales”. Pidió que los mendocinos sigan cuidándose y aseguró que no habrá nuevas restricciones.

El gobernador Rodolfo Suarez advirtió que “las camas de terapia intensiva están llegando a su límite” y que trabajan en reforzar el sistema de salud, en el marco de una entrega de viviendas que realizó este mediodía en Maipú.

A días de que se cumpla el último decreto del distanciamiento social, preventivo y obligatorio, el mandatario dijo que “es importante que nos cuidemos porque la situación es compleja y crítica en algunos hospitales en este momento y estamos llegando al punto que hay que cuidarse más que nunca”.

En ese sentido, Suarez manifestó que no habrá marcha atrás en las restricciones y apeló a la conciencia de los ciudadanos: “Con las cuarentenas estrictas hay una saturación de la gente y es difícil que se cumpla. Por más que se dicten las normas que se dicten está en la conciencia de cada uno cuidarse, si se mantiene la distancia, si se sale lo necesario, si se respetan las restricciones que tenemos en Mendoza, nosotros aspiramos a que podamos convivir con el virus de esta manera. Falta mucho tiempo para que la ciencia encuentre una salida con la vacuna”.

“Tuvimos ayer un pico y estamos teniendo índices altos y creo que se vincula con lo que fue el Día del Niño y ese fin de semana largo que hubo muchísima movilidad en Mendoza y después a los días se ve la repercusión”, añadió el gobernador.

Y dijo que “cuando veamos que el sistema esté colapsando, hay que ver si tomar restricciones sirve para frenarlo. Lo que estamos haciendo es seguir incorporando camas de terapia intensiva, día a día sumamos camas”.

En tanto, también descartó que se dé marcha atrás con las salidas por DNI porque eso aumentaría la circulación de la gente: “La gente respeta las salidas por DNI y la respetan los comerciantes y nosotros de ninguna manera vamos a retroceder en esa medida”, aseguró.