El gobernador se reúne con los intendentes para terminar de definir qué medidas continuarán hasta el próximo 31 de agosto.

Mendoza mantiene el estatus de distanciamiento social, preventivo y obligatorio (DISPO) y eso significó un alivio para el gobernador Rodolfo Suarez, ya que las restricciones siguen pasando por su decisión.

En ese sentido, este martes a la medianoche vence el decreto vigente y deberá renovar las medidas preventivas para mitigar el avance de los contagios que la semana anterior superaron la barrera de los 200.

TE PUEDE INTERESAR: En Mendoza no se cumplió el distanciamiento en la marcha anticuarentena

El gobernador se reunió temprano con el equipo epidemiológico que lo asesora y este mediodía analiza junto a los intendentes, mantener las restricciones de reuniones familiares y la suspensión de bares por 15 días más.

Desde el entorno del Gobierno tampoco descartan que se fortalezcan los controles de DNI con mayor personal policial en las calles y que las salidas recreativas vuelvan a los 500 metros de casa, para disminuir la alta circulación de personas. Esto no influiría de todas maneras al turismo interno.