Se abrieron hoy los sobres del concurso que realizó el IPV. El resultado superó las expectativas, con 11 alternativas habitacionales de ejecución público-privado. Las propuestas estarán enmarcadas bajo parámetros de sustentabilidad.

El Instituto Provincial de la Vivienda realizó a fines de julio un llamado a concurso público para que empresas constructoras y desarrolladores inmobiliarios presenten proyectos de construcción de viviendas dentro de la línea de acción “Mendoza Construye Línea 2 – Segunda etapa”.

Esta nueva propuesta, incluida en el plan provincial, articula el financiamiento del Estado y los inversores privados para mejorar el acceso a la vivienda de los sectores de clase media.

Esta mañana se realizó la apertura de sobres y se contabilizaron 11 proyectos con un total de 227 viviendas de diversas tipologías (individuales, agrupadas y dúplex), que serán evaluadas por el IPV en comisión para su posterior aprobación.

En el acto estuvieron presentes el ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgro; el subsecretario de Obras Públicas, Jorge Simoni; la titular del IPV, María Marta Ontanilla; y Andrea Patini, representante del CONICET Mendoza y directora del Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía (INAHE).

Las empresas que ofrecieron propuestas son: Titulizar, OHA, PROCOM, Arquitectura y Diseño y Grupo Cuyo S.A.

Los proyectos rondan los $1.534 millones de inversión que serán financiados con un esquema compartido entre la Provincia y el sector privado, donde tanto el IPV como el postulante aportan cada uno un 15%, y el desarrollador el 70% restante.

Proyectos sustentables

“Ha sido una convocatoria muy buena. Todas las propuestas serán evaluadas por un jurado que las analizará de acuerdo a los requisitos y condiciones detalladas en los pliegos”, comenzó explicando Isgro.

“A través del IPV se invertirán alrededor de $750 millones en este programa, dentro de un presupuesto de más de $6.000 millones para el año 2021, dirigidos especialmente a la construcción de viviendas”, agregó el ministro.

Las propuestas presentadas en esta convocatoria están emplazadas en el Área Metropolitana de Mendoza, específicamente en Guaymallén, Godoy Cruz, Las Heras, Maipú y Luján de Cuyo. Completan los proyectos presentados, dos emprendimientos ubicados en los departamentos de San Martín y San Rafael.

La titular del IPV destacó la particularidad de este llamado a concurso que se centra fundamentalmente en el esquema de financiación y en los criterios de sustentabilidad que deberán incluir los proyectos presentados.

“Esto está enmarcado en el ámbito del Laboratorio de Vivienda que se ha creado este año, y con el que estamos trabajando para desarrollar nuevos proyectos de vivienda con parámetros de sustentabilidad. Es una nueva manera de construir y en esto juega un rol muy importante el aporte y la colaboración académica”, detalló Ontanilla.

“Como asesores del Laboratorio de Vivienda participaremos en la evaluación de estas propuestas analizando la eficiencia energética de los materiales y los diseños de cada vivienda presentada”, aportó Andrea Patini, directora del INAHE.

El INAHE es una unidad ejecutora del CONICET abocada a la investigación científica, los diseños y desarrollos tecnológicos, la transferencia y servicios así como la docencia y la difusión de conocimientos de los distintos aspectos del hábitat en el contexto de la sostenibilidad energética y ambiental en base climática.

“Mendoza tiene características muy particulares que hacen propicio estas estrategias de eficiencia energética y sustentabilidad. Es muy necesario hacer certificaciones de materiales y de diseños de viviendas para asegurarnos, a priori, una estimación de un ahorro posible y un beneficio no sólo económico sino de bienestar para los adjudicatarios. Podemos llegar a tener entre un 60 y un 80 por ciento de ahorro efectivo de energías tradicionales, según el diseño y los materiales que se elijan”, concluyó Patini.