Los usuarios cubren el 45% de los costos de generación eléctrica.

Un informe del Instituto Argentino de Energía “Gral. Mosconi” (IAG) reveló que en un año se duplicaron los subsidios energéticos y que el gasto devengado hasta julio pasado llegó a u$s3.300 millones.

“Las transferencias para gastos corrientes aumentaron 100,5% en el acumulado anual a julio de 2020 respecto al año anterior”, señaló el IAG en su último reporte de agosto. “Esto implica mayores subsidios por la suma nominal de $ 109.553 millones en acumulados a julio de 2020, respecto a igual periodo de 2019”, agregó el Instituto.

El IAG recopiló datos de ASAP y tuvo en cuenta para el cálculo en moneda extranjera la cotización del dólar mayorista promedio del periodo. Con esos parámetros, estimó, que los subsidios energéticos sumaron aproximadamente u$s3.300 millones.

En cuanto a la desagregación de los subsidios energéticos, las ejecuciones presupuestarias más importantes acumuladas a julio de 2020 fueron para Cammesa ($152.061 millones o u$s2.320 millones), que se incrementó 157% interanual y ocupó el 70% de las transferencias realizadas.

IEASA recibió unos $33.526 millones (o u$s511 millones), con un incremento del 37,7% y para el Plan Gas no convencional (Resolución 46 Minem) se destinaron unos $15.611 millones, equivalente a u$s238 millones, lo que marcó un incremento del 33%.

Para los analistas del Mosconi, esta dinámica en el comportamiento de los subsidios a Cammesa a partir del abril, responde a las crecientes necesidades financieras derivadas de tres factores:

1) la brecha entre costos y precios de la energía

2) la baja cobrabilidad de las distribuidoras por el ASPO que derivan en deudas con Cammesa y mayores erogaciones corrientes por parte del Estado nacional

3) por el pago de deudas de Cammesa con generadoras durante el periodo

En tanto, las transferencias para gastos de capital acumularon en julio $7.180 millones. Esto implica un monto mayor en $6.928 millones respecto a igual periodo de 2019. En este rubro, las transferencias a IEASA se incrementaron 322%, mientras que para Nucleoeléctrica se redujeron 27,3% respecto a lo recibido en igual periodo del año anterior.

Usuarios cubren el 45% de los costos de generación eléctrica

El informe también dio precisiones sobre el costo y precio de la energía eléctrica mayorista ($/Mwh). Los datos del IAG indican que en julio el costo monómico (costo promedio de generación eléctrica) respecto del mes anterior tuvo un incremento del 5,6% intermensual y del 39,9% interanual, mientras que el precio monómico estacional (lo que paga la demanda en promedio) disminuyó 1,1% en julio respecto a junio de 2020, mientras que aumentó sólo 0,9% respecto a igual mes del año anterior.

“En los últimos cuatro meses este precio aumentó interanualmente de manera similar, es decir, muy por debajo de los costos mientras que se observa una reducción inter mensual continua en los últimos 5 meses”, remarcó el reporte.

En julio pasado la demanda total de energía eléctrica fue 9,4% superior al mes anterior y 1,5% superior a la del mismo mes del año anterior. La demanda eléctrica promedio, en los cuatro meses con efecto pleno de la pandemia (abril, mayo, junio y julio), cayó 3,5% respecto a iguales meses del 2019.

En julio pasado la demanda total de energía eléctrica fue 9,4% superior al mes anterior y 1,5% superior a la del mismo mes del año anterior. La demanda eléctrica promedio, en los cuatro meses con efecto pleno de la pandemia (abril, mayo, junio y julio), cayó 3,5% respecto a iguales meses del 2019.

La variación en los costos se encuentra por debajo del índice de precios internos mayoristas (IPIM), que en el mismo periodo se incrementó 44,5% interanual, mientras que el precio que paga la demanda aumentó considerablemente menos que ambos en el mismo periodo, indicaron los especialistas.

“Esto sugiere que los costos de generación crecen por debajo de la inflación mayorista, pero también que en julio se volvió a observar un importante retroceso respecto a la porción del costo de generación que paga la demanda”, agregaron.

Según el IAG, con los valores de julio el precio promedio que paga la demanda (usuarios) alcanza a cubrir solo el 45% de los costos de generación, un registro que no se observaba desde septiembre de 2018. “Esto implica que más de la mitad del costo de generación es cubierto con subsidios”, enfatizó.

Fuente Ámbito