La jóven pareja en plena pandemia abrieron un comedor ayudando a 21 niños del barrio, ahora ya tienen el doble y por la demanda están abriendo de lunes a lunes

Crédito foto: Canal 9

Una pareja de San Rafael que cobra el IFE decidió destinar parte del dinero en un comedor solidario. Lo abrieron en plena cuarentena ayudando a 21 niños del barrio ahora ya tienen el doble y por la demanda están abriendo de lunes a lunes.

Mauricio y Yael viven en Villa Atuel y solo viven de la venta de flores y plantas. Gestionaron la ayuda de la emergencia del gobierno y están cobrando el IFE, sin embargo parte de ese dinero fue destinado con un fin solidario.

Comprometidos por la situación económica en medio de la pandemia decidieron abrir un merendero para ayudar a los chicos de su barrio.

“El 5 de agosto comenzamos con esto. El primer día tuvimos 21 niños y con el pasar de los días se fueron sumando, hoy tenemos hasta 40 niños que vienen todas las tardes de lunes a lunes”.

Comenzaron en agosto con solo 20 niños, hoy la cifra se duplicó. Además por la demanda y la necesidad de la gente, tienen que abrir de lunes a lunes.

Gracias a las donaciones de comerciantes han podido seguir adelante.

El merendero funcionaba en la casa de la pareja. Antes podían quedarse a comer la vianda allí, sin embargo ahora por prevención, los chicos van en busca de leche, galletas o tortitas y vuelven a sus hogares, según informaron a Canal 9.

Muchos de los pequeños son hijos de gente que trabaja en los hornos de ladrillos y que hoy están atravesando un difícil momento. De allí la necesidad de dar contención, ayuda y asistencia.