Sucedió en el barrio San Martín. El joven, de 27 años, había quedado en libertad horas antes. Creen que se trató de un ajuste de cuentas.

Un hombre de 27 años, que había sido liberado en las últimas horas de uno de los penales provinciales, fue baleado el mismo día que quedó en libertad.

Se trata de Andrés Ezequiel Coria, quien había quedando en libertad el jueves de la semana pasada. Horas después, pasadas las 21, el joven se encontraba en su casa del barrio San Martín cuando recibió al menos cuatro disparos.

Debido a las heridas la víctima fue trasladada al Hospital Central, donde determinaron que tenía heridas en sus piernas, brazo y abdomen.

En la causa intervino la Oficina Fiscal N°2 de la Comisaría Sexta, quienes investigan si se trató de un ajuste de cuentas.