El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se subió temprano a la carrera para suceder a Alberto Fernández

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que está “para un proyecto nacional”, al referirse a su futuro electoral, y aclaró que trabaja para que “Juntos por el Cambio vuelva al gobierno”, ya que ese espacio tiene “un proyecto para ganar”.

“Yo estoy para jugar, estoy para ayudar, para transmitir la experiencia de la Ciudad a la Provincia. Estoy para un proyecto nacional”, enfatizó Rodríguez Larreta durante una charla virtual con integrantes de la Mesa Política de Juntos por el Cambio en el partido bonaerense de La Matanza, que encabeza el ex ministro de Educación Alejandro Finocchiaro.

En ese marco, el jefe de Gobierno porteño resaltó: “Trabajo para que Juntos por el Cambio vuelva al gobierno. A partir de eso, la gente decidirá. Tengo vocación, desde hace años, pero lo importante es que volvamos, no que yo llegue. Y es ahora”.

“Es importante hacer una buena elección el año que viene, no hay que esperar hasta el 23”, destacó el mandatario porteño, al referirse a los comicios legislativos que se realizarán en 2021.

Al respecto, el dirigente del PRO afirmó que tienen “un proyecto para ganar”, y arengó a los militantes: “Tenemos que ganar en La Matanza, no alcanza con hacer una buena elección. Es esencial el trabajo en la calle, estar con la gente todos los días”.

“Los medios tienen su rol. Las redes son muy importantes y tenemos bien desarrollado los equipos para comunicarnos, pero nada reemplaza al contacto directo con las personas, y vale doble si se hace fuera de los tiempos electorales”, explicó durante el encuentro virtual realizado este jueves.

Respecto de su relación con la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal explicó: “No somos socios, porque las sociedades pueden romperse y nuestra relación no. María Eugenia y yo somos lo mismo”.

Interna PRO

Las declaraciones de Larreta traerán repercusiones en Juntos por el Cambio, en particular en el PRO que se dividió en los últimos meses tras la salida de la Casa Rosada. El partido amarillo se debate entre el “ala política”, encabezada por el propio jefe de Gobierno porteño, que prioriza la colaboración con el Ejecutivo nacional en la lucha contra el coronavirus; y el “ala dura” que representa, entre otros, Patricia Bullrich, quien busca polarizar con el Frente de Todos y rechaza todas las iniciativas oficiales. La convocatoria a la marcha del 17A en pleno pico de casos de COVID-19 y el viaje del expresidente Mauricio Macri a Europa fueron algunos de los temas que generaron rispideces en las últimas semanas.

El lanzamiento de Rodríguez Larreta se enmarca en el punto bajo de la relación con Macri, que respalda a Bullrich y elogia las protestas callejeras aunque no esté claro que busque competir electoralmente en los próximos años. En ese contexto, el intendente porteño destacó su relación con María Eugenia Vidal, que hoy tampoco mantiene un buen vínculo con el expresidente tras la derrota electoral. “No somos socios, porque las sociedades pueden romperse y nuestra relación no. María Eugenia y yo somos lo mismo”, dijo Larreta sobre la exgobernadora. El punto en el que sí coincide con el resto del frente opositor es el rechazo a la reforma judicial que impulsa Alberto Fernández: “Ahora vemos que se pretende hacer una reforma apresurada de la Justicia, modificar la Corte”, reprochó.

TE PUEDE INTERESAR