Silvina Giudici, Responsable de la Reserva Natural Villavicencio y miembro de la comisión Directiva de Valos.

En el camino de la Responsabilidad Social para el desarrollo sostenible es primordial el compromiso por el desarrollo del bien común.  Frente una realidad insoslayable que nos interpela y a la cual no podemos permanecer ajenos: nuestro planeta, la naturaleza y la humanidad requieren de la cooperación de todos para tornar la grave cituasión actual en un futuro viable para las generaciones que nos siguen.

Muchas son las buenas prácticas enfocadas en el fortalecimiento de las comunidades, pero la preservación del ecosistema terrestre ¿qué rol juega? ¿qué importancia tiene hoy en las estrategias público-privadas en materia de sustentabilidad?  Claro está, que las perspectivas a futuro debido al Calentamiento global y perdida de la biodiversidad son realmente alarmantes e inquietantes.

Mendoza, tiene una experiencia de reconocimiento nacional e internacional por la preservación de más de 72mil hectáreas con capital privado. Hoy, cumpliendo 20 años de la Reserva Natural Villavicencio, desde VALOS dialogamos con su Responsable Silvina Giudici. También miembro de nuestra Comisión Directiva.

Silvina, teniendo en cuenta que La Reserva Natural Villavicencio, es pionera en conservación privada en Mendoza. ¿Por qué la participación privada en la conservación de los recursos naturales es primordial?

El 82% del mundo terrestre está hoy en manos de privados, considerar que solo el Estado debe hacerse cargo de la Conservación de la Naturaleza, sería seleccionar pequeños parches y no lograríamos ser efectivos, esa realidad no escapa a Mendoza, que aunque tiene una buena cantidad de hectáreas bajo un tipo de protección, hay espacios o baches que podrían ser resueltos con el aporte de privados y así lograr una mayor conectividad.

En linea con la pregunta anterior y tras 20 años de acción y protección de los recursos ¿Crees que el sector privado debiere aumentar su compromiso con la conservación del ecosistema? ¿Cómo estamos hoy?

Hoy La Reserva Natural Villavicencio es la única área protegida de carácter privado en Mendoza con conservación efectiva, tal como lo establece la UICN (Unión Internacional para la conservación de la naturaleza) La efectividad se mide de acuerdo a las metas trazadas con equipos especializados entre guardaparques, áreas técnicas, educación ambiental y turismo. Con herramientas de medición estandarizadas.

Hay muchas empresas que poseen gran cantidad de hectáreas con representatividad de Biodiversidad, en donde se podrían establecer espacios de conservación, sin necesidad de hablar de totalidad del terreno, solo los espacios que son necesarios para que la flora y la fauna puedan desarrollarse en el lugar.

Hoy el ODS 15 de conservación de los Espacios Terrestres está ausente en los compromisos de sustentabilidad del sector privado Mendocino.

La reserva, según su impacto ha sido premiada y reconocida por múltiples instituciones. ¿El impacto de la reserva en qué repercute sobre la calidad de vida de la Comunidad Mendocina? ¿El impacto es solo provincial?

Las áreas naturales protegidas brindan servicios ecosistémicos a las comunidades colindantes, en el caso de Villavicencio, podemos destacar un paisaje cuidado, libre de basura, generador de aire puro donde miles de mendocinos y turistas nacionales e internacionales disfrutan de la naturaleza, el trabajo que venimos haciendo por la educación ambiental de nuestros niños.

Haber sido declarados sitio Ramsar, formando parte de una Convención Internacional pone a Mendoza en el mapa ya que es el primer sitio Ramsar de carácter privado dentro de la Argentina

La agenda al 2030, nos invita a caminar la Sostenibilidad.  ¿Por qué es importante no solo accionar en el marco del ODS 13 de Acción por el Clima, sino en el 15 de Vida de los ecosistemas terrestres?

Como decía anteriormente, pensamos los ODS del 1ero al último y pareciera que los últimos son los menos importantes sin embargo podríamos pensarlos invertidamente, empezando por el 17 sin alianzas sin acuerdo no podemos pensar ninguno de los otros, y específicamente con el 15, sin la conservación de la naturaleza es impensable, que solucionemos el cambio climático y ni hablar del hambre cero, agua limpia etc.

En Mendoza, desde tu perspectiva y vasta experiencia ¿Cuáles son los desafíos que debemos sortear para poder encaminar la gestión hacia la preservación?

Mendoza fue pionera con la ley de Areas Naturales Protegidas la 6045, y la red de áreas es extensa, pero la efectividad de manejo es compleja. A nivel mundial la UICN le pidió  a los países partes trabajar en generar leyes que acompañen la conservación privada, ejemplo de ello es Costa Rica. En nuestro país algunas provincias han logrado generar la categoría de Áreas Naturales Protegidas Privadas, con una propuesta clara a los privados, con beneficios impositivos que tienen a dedicar m2 a la conservación. Mendoza debe avanzar en ese sentido.

La educación  en materia ambiental, ciertamente es uno de los pilares fundamentales que tiene la Reserva. Por ello ¿Es necesario empoderar aún más a los niños, niñas y jóvenes desde la educación elemental en estos temas?

En Villavicencio creemos que el instante que las niñas y niños pasan en la Reserva es un momento de sensibilización, en donde se genera un primer contacto para muchos de ellos con nuestra naturaleza, nuestra fauna. Si ese momento es acompañado estaremos formando ciudadanos comprometidos.