“Estamos cuidándonos, tratando de no agarrarme el virus. Soy persona de riesgo porque ya tengo 76 años así que estoy con arresto domiciliario” bromea en el arranque de la entrevista concedida a los periodistas Orlando Abraham y Jorge Eduardo Barbieri.

Raúl Gámez en “ïdolos y Anónimos”.

Ayer se cumplieron 26 años de la obtención de la Copa Libertadores de América por Vélez, entidad que en aquel entonces era presidida por Raúl Gámez. “La verdad es lindo revivir las cosas bellas, son momentos imborrables. Creo que es el logro más importante que tuvo Vélez a lo largo de toda su historia. La Copa Intercontinental fue una yapa, como un adicional, pero lo más importante fue la obtención de la Libertadores” confesó en el programa “Ídolos y Anónimos” que se emite por Radio Jornada (91.9)

“Nosotros nunca pensábamos en ganarla. Llegar a la final era impensado, era una utopía total conquistarla” confiesa quien estuvo al mando de Vélez en los periodos 1996-1999, 2002-2005 y 2014-2017.

“Cuando decidimos traer a Bianchi, que no había tenido experiencia como entrenador en el país, nosotros conocíamos que Carlos sí había tenido experiencias en Francia, las cuales no eran del todo brillantes. Un hincha nos acercó el interés de contratar a Bianchi y desde el primer momento se armó un maravilloso plantel, un maravilloso grupo humano” contó quien fuera barra brava del Fortín.

“Vélez tenía un equipo interesante en cada una de sus líneas. Con la llegada de Bianchi todo eso se potenció. Con Chilavert estoy peleado políticamente y con algún u otro jugador distanciado porque no lo contratamos como técnico. Esas cosas pasan” dijo en la señal del Grupo Jornada.