Ramón Angel Díaz, entrenador de Libertad de Paraguay, no evitó hablar del caos que se produjo en Boca Juniors al confirmar 19 casos de coronavirus en el plantel. El equipo del riojano será la primera prueba de Boca tras el parón del coronavirus y en ese contexto, Ramón fue prudente.

“Es una lástima porque Boca es un club importantísimo y que pase esta situación. Creo que por ahí Argentina está pasando un momento difícil y complicado. Ojalá pueda salir de esta situación lo más rápido posible, es lo que queremos todos”, comenzó marcando el entrenador riojano.

Para cerrar, el entrenador de Libertad agregó: “Ojalá que se puedan recuperar. Necesitamos que toda la gente esté bien, que se cuiden, que se curen. Es un partido de fútbol que seguramente más adelante vamos a analizar”.



/" target="_blank">