El fiscal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, afirma que “no hay elementos para sostener la imputación” como supuesto integrante de una red dedicada a la extorsión y el espionaje ilegal.

El fiscal ante la Cámara Federal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, pidió hoy que se dicte el sobreseimiento de su colega porteño Carlos Stornelli en la causa en la que fue procesado como supuesto integrante de la asociación ilícita dedicada a la extorsión y el espionaje ilegal de la cual formaba parte también el detenido falso abogado Marcelo D’Alessio.

El representante del Ministerio Público Fiscal ante la Cámara Federal de Apelaciones de la ciudad balnearia afirmó que “no hay elementos para sostener la imputación intentada en relación a Carlos Stornelli” por lo que reclamó que se revoque el fallo con el que el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, dispuso su procesamiento.

Stornelli está acusado, por ejemplo, de haber participado de la extorsión al empresario Pedro Etchebest a quien D´Alessio le reclamaba una cuantiosa suma de dinero para evitarle quedar involucrado en la causa de los cuadernos: esa maniobra implicó un viaje a Pinamar donde el falso abogado se reunió con el fiscal a la vista del empresario extorsionado.

El fiscal Stornelli también está acusado de haber propiciado una declaración trucha de D´Alessio en la causa por supuestas irregularidades en la importación de Gas Natural Licuado (GNL) durante el gobierno kirchnerista justo cuando el expediente comenzaba a perder fuerza porque la cámara federal porteña había detectado que el juez Claudio Bonadio se había valido de un peritaje falso.

Otro de los hechos que se le imputan a Stornelli es haberse valido de los servicios de D´Alessio para perjudicar al piloto Jorge Castañon, el ex marido de la actual pareja del fiscal: espiarlo e intentar involucrarlo en un hecho ilícito.

Para el fiscal ante la Cámara Federal de Mar del Plata, “el análisis de la prueba incorporada muestra que se produjo una arbitraria valoración de la misma y una errónea aplicación de la ley, pues de los hechos imputados, entendemos que no hay elementos en ninguno de ellos, para sostener la imputación intentada en relación a Carlos Stornelli provocando un grave perjuicio a la gestión de los intereses que representa este Ministerio Público”.

“Del grupo de personas imputado, Stornelli solo tuvo ocasional contacto con D’Alessio. Ninguno de ellos detentaba vinculación actual con ningún organismo gubernamental. Como particular, D’Alessio se dedicaba al tráfico de información que obtenía por sus propias investigaciones privadas”, sostuvo el fiscal Pettigiani.

“La utilización que pudiere hacer de la misma no puede ser conectada de forma alguna con la actividad funcional del Dr. Stornelli. Asimismo, teniendo en cuenta que la elevación parcial de la causa a juicio formulada por Señor Fiscal de Dolores, donde se determina la plataforma fáctica que se sostendrá la presente clausura la recolección de prueba en relación a los hechos en análisis, entiendo que la solución procesal adecuada resulta ser el dictado del sobreseimiento del Dr. Carlos Stornelli”, argumentó.

Stornelli también está acusado de haber intentado realizar una cámara oculta al abogado José Manuel Ubeira, que oficia de defensor de uno de los acusados de la causa de los cuadernos, y de haber participado de las maniobras extorsivas a Gonzalo Brusa Dovat, un ex directivo de la empresa petrolera PDVSA.

La mayor parte de la prueba en contra de Stornelli surge de las conversaciones halladas por el juez federal Ramos Padilla en los dispositivos electrónicos de D´Alessio, secuestrados en el allanamiento realizado antes de que la causa fuera conocida públicamente.

La semana pasada, el juez amplió el procesamiento de Stornelli, le ordenó entregar su pasaporte y le fijó una caución en 10 millones de pesos.

En el mismo fallo, de 1.125 páginas, el magistrado describió a la organización criminal como una organización paraestatal cuyos intereses solían convergir con los de algunas áreas del gobierno de Mauricio Macri.