El gobierno norteamericano recibiría 100 millones de dosis en una primera tanda.

Las farmacéuticas Pfizer y BioNTech anunciaron hoy la firma de un acuerdo con Estados Unidos para proveer el equivalente a 1.950 millones de dólares en dosis de una futura vacuna contra el coronavirus.

Así lo informaron en un comunicado, en el que precisaron que el Gobierno recibiría en primer lugar 100 millones de dosis de BNT162, el proyecto de vacuna en el que trabajan conjuntamente ambas compañías, una vez que sea aprobado por la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos.

“Estamos honrados de ser parte de este esfuerzo para ofrecer a los estadounidenses acceso a protección de este virus letal”, expresó Albert Bourla, presidente de Pfizer, en el texto reproducido por la agencia de noticias EFE.

Posteriormente, el gigante norteamericano podría adquirir 500 millones de dosis más.

“Tomamos pronto la decisión de comenzar nuestro trabajo clínico y fabricando a gran escala a nuestro propio riesgo -agregó Bourla- para asegurar que el producto esté disponible de manera inmediata si nuestras pruebas clínicas son exitosas y se les otorga una Autorización de Uso de Emergencia”, afirmó.

Por su parte, el secretario estadounidense de Salud, Alex Azar, destacó que con este acuerdo “se amplían las probabilidades de tener una vacuna segura y efectiva tan pronto como a final de año”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió ayer que la pandemia “empeorará” en el país e insistió a la ciudadanía en el uso de las mascarillas, algo a lo que se había resistido hasta ahora.

Estados Unidos alcanzó los 3.891.893 casos confirmados de Covid-19 y los 141.845 fallecidos, de acuerdo con las últimas cifras de la Universidad Johns Hopkins.

Si bien Florida, Texas y California son los estados que reportan más contagios diarios, Nueva York se mantiene como el más golpeado en Estados Unidos por la pandemia, con 408.181 casos confirmados y 32.520 fallecidos.