La ministra de Seguridad dijo que “la Policía Federal no tiene competencia sobre la seguridad ciudadana” y que se trató de una “omisión de otros actores”, al tratarse de un paciente psiquiátrico.

La ministra de Seguridad Sabina Frederic dijo hoy que el policía federal Juan Pablo Roldán, asesinado a puñaladas en el barrio porteño de Palermo, fue atacado al resolver una situación por “omisión de otros actores” y apuntó así a la no intervención de la Policía de la Ciudad y del SAME ante la presencia de una persona con alteraciones mentales en la vía pública.

“La Policía Federal no tiene competencia sobre la seguridad ciudadana en la ciudad de Buenos Aires, la policía que tiene que actuar en esta situación es la Policía de la Ciudad, y la Policía Federal (en este caso) va a resolver un problema por la omisión de otros actores”, manifestó Frederic en una entrevista con radio Con Vos.

La ministra consideró que ante lo sucedido el pasado martes en Palermo es necesario “hacer un análisis más profundo y contextual del escenario de los hechos, en principio porque el atacante era un enfermo mental y un enfermo mental no es un delincuente, es una persona que está fuera de sí, que no responde a los patrones normales de comportamiento y eso hace que la situación sea más difícil de resolver”.

“Esta persona era conocida en el barrio, me han dicho que vagaba por el barrio, vivía por la calle Salguero, había pasado por la (policía) Montada en medio de su delirio hablando de los dioses, lo que mostraba que estaba en medio de un brote psicótico”, describió Frederic.

Y a continuación se preguntó: “¿Por qué no apareció en ningún momento el SAME, no se dio intervención a través del 911 a la Policía de la Ciudad y a profesionales que atienden estas circunstancias?”.

“Un enfermo debe ser atendido, porque se sabe que puede tener un comportamiento que lo dañe a sí mismo y en este caso también dañó a otro. Hay que preguntarse qué pasa con la salud mental en la Ciudad de Buenos Aires. Otra reflexión es por qué la policía de la ciudad no actuó”, agregó la funcionaria nacional.

Tras considerar que la discusión sobre el uso de las pistolas Taser que se reavivó tras este episodio es “correr el eje del problema”, Frederic insistió en que hubo “otros profesionales que tuvieron que intervenir” en el suceso que derivó en la muerte del policía Roldán y del agresor Rodrigo Roza.

“Estamos hablando de una persona fuera de sus cabales y esa es la dificultad, por eso digo que tiene que haber otros actores para que no llegue esa situación”, insistió Frederic tras lo cual destacó que fue el Policía Federal quien “corrió 200 metros para llegar al lugar” donde estaba el agresor, cuando “había Policía de la Ciudad”.

“Hay que ampliar el escenario y ver otros elementos que hacen que resulte a la policía lidiar con una situación así, por eso existen otras áreas del Estado para lidiar con estos temas, hay que tener un poco más de precaución y atender estas situaciones”, resaltó.

Finalmente, al ser consultada sobre la posibilidad de que las fuerzas de seguridad tengan miedo de actuar ante situaciones de violencia por parte de ciudadanos, Frederic dijo en referencia a este caso: “En la Policía Federal eso no está porque es la que actuó, y esa es la que yo conduzco. No sé qué pasa en la Policía de la Ciudad”.