El ministro de Seguridad bonaerense defendió a la fuerza policial.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, consideró hoy “un poco prematuro, desafortunado e irresponsable” acusar “sin tener evidenciad concretas” a la Policía provincial de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que es buscado desde el 30 de abril último, cuando se fue de su casa de la localidad bonaerense de Pedro Luro.

Además, en diálogo con Radio La Red, el funcionario bonaerense dijo que la investigación pasó a la Justicia federal “para llevarle tranquilidad a la madre”.

“Hay varias hipótesis, aquellos que investigan tienen que tener todas las hipótesis sobre la mesa, me parece un poco prematuro, desafortunado e irresponsable comenzar a hacer acusaciones sin tener evidencias concretas”, expresó.

Y tras manifestar que “no había ninguna evidencia ni elemento que inculpara a algún policía”, por lo que “la Justicia ordinaria debería seguir funcionando”, se decidió darle intervención a la Justicia federal ante “para llevarle tranquilidad a la madre”, porque en su “lógica de padre” entiende “la desesperación de una madre que está buscando al hijo”.

Sobre los policías señalados por Cristina Castro, la madre de Facundo, como los partícipes de la desaparición de su hijo, Berni dijo no fueron apartados de la fuerza porque “para la Justicia no están sospechados”; pero que aún así fueron “licenciados”, para darle “mayor transparencia” a la pesquisa.

Y al ser consultado sobre el reclamo de Nora Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quien exigió su renuncia al considerar que “no se toman las medidas correspondientes” frente a la desaparición de Facundo, y que la Policía “fusila a los jóvenes por violar la cuarentena”, Berni dijo que “obviamente” tiene “miradas distintas”.

“No me ofende en lo más mínimo que los organismos hayan actuado de manera tan rápida, pero eso lo tiene que determinar el gobernador (Axel Kicillof); pedirle la renuncia a alguien sin saber lo que pasó me parece prematuro e irresponsable, creo que hay otros intereses detrás de ese pedido de renuncia”, apuntó.

La palabra de la madre de Facundo

Por su parte, la madre de Facundo dijo en diálogo con radio La Once Diez que la primera vez que mantuvo una comunicación con Berni, el ministro le dijo que le iba a entregar a su hijo “con vida”, pero que la segunda vez que hablaron, luego de que él fuera a Mayor Buratovich en el marco de la investigación, le “dio la sensación de que se fue sabiendo algo”.

“Ya era otra la forma en que me hablaba, pero se puso a mi disposición”, agregó, y aclaró que no pretende que la llamen los funcionarios, sino que sólo quiere que le “devuelvan” a Facundo.

“Nosotros tenemos los nombres de los policías y estamos esperando que el fiscal abra los libros para confirmar eso, y ya pedir la detención de esas dos personas”, reiteró.

Sobre esos efectivos, Cristina opinó que no tienen “respeto hacia nada y hacia nadie”, y agregó: “No les importa la vida del otro, eso es lo que yo creo que pasó, son personas que no tienen escrúpulos, que se creen superiores, que porque les dieron una placa y un arma pueden hacer y deshacer a sus anchas”.

“Yo en un principio buscaba a mi hijo, pero hoy en día sé que me puedo encontrar con cualquier cosa, quiero justicia por él y que me lo devuelvan, porque cuando estén entre las rejas esas mismas personas se van a encargar de devolverme a mi hijo”, concluyó.

En tanto, por tercer día consecutivo las fuerzas federales de seguridad rastrillaban distintas localidades del partido bonaerense de Villarino en busca Astudillo Castro, por orden d el fiscal Federal de Bahía Blanca, Santiago Ulpiano Martínez.

La búsqueda, de la que participan efectivos de la Policía Federal Argentina (PNA), Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina (PNA), se extendía por la zona comprendida en Mayor Buratovich y entre los kilómetros 768 y 776 de la ruta nacional 3.