Además, se reportaron 98 muertes en las últimas 24 horas, con lo que ya son 2588 los muertos por el virus.

Noventa y ocho muertes y un pico de 5.782 infectados con coronavirus se registraron en las últimas 24 horas en el país, y el presidente Alberto Fernández dijo que la pandemia “lejos” de ser derrotada, “todavía contagia y se lleva la vida de muchos argentinos”.

El Ministerio de Salud informó que con los 98 decesos y los 5.782 infectados reportados hoy suman 2.588 los fallecidos y 141.900 los contagiados desde el inicio de la pandemia. De los 141.900 casos positivos, el 42,65% (60.531) recibió el alta.

El reporte vespertino consignó que murieron 46 hombres, 27 residentes en la provincia de Buenos Aires; 18 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en la provincia de Chaco; y 36 mujeres; 16 residentes en la provincia de Buenos Aires; 17 en la Ciudad de Buenos Aires; 2 en la provincia de Chaco y una en la provincia de Mendoza.

El parte matutino precisó que fallecieron 10 hombres, 7 residentes en la provincia de Buenos Aires; 3 en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); y 6 mujeres; dos en la provincia de Buenos Aires y cuatro en la Ciudad de Buenos Aires.

Del total de infectados, 1.096 (0,8%) son importados, 43.748 (30,8%) contactos estrechos de casos confirmados, 72.527 (51,1%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

En este contexto, el presidente Fernández dijo que el coronavirus “lejos está de ser derrotado, todavía contagia y se lleva la vida de muchos argentinos”, al participar, este mediodía, del encuentro anual de camaradería de las Fuerzas Armadas, en el Edificio Libertador, sede del Ministerio de Defensa, al que asistió personalmente.

El Presidente también ponderó la actuación de los efectivos de las fuerzas en la lucha contra el coronavirus, en el marco del denominado plan General Manuel Belgrano: “Tuvieron que prepararse para ayudar al pueblo a combatir una pandemia y se ganaron el reconocimiento de todos los argentinos”, dijo.