El hombre de 81 años no quedó detenido, pero sí se le iniciaron actuaciones por el delito de “homicidio agravado” y “tenencia ilegal de arma de fuego”.

Un hombre de 81 años mató de un disparo a un ladrón que había ingresado a robar a su casa y se analizan los detalles para saber si actuó en legítima defensa.

El hecho ocurrió en la noche del miércoles, en la calle Azopardo al 3300, en el barrio de Colinas de Peralta Ramos. En causas que aún se investigan, un adulto mayor le causó la muerte de manera inmediata a un delincuente que tendría 23 años.

En horas de la madrugada del jueves, efectivos de la Comisaría 3ª, a cargo del titular Leonardo Doña, acudieron a un llamado al 911 realizado por vecinos.

Al llegar, se encontraron con un hombre de 81 años que aseguró haber sido asaltado por tres delincuentes y haberle disparado con una escopeta calibre .14 mm a uno de ellos.

El hecho ocurrió cerca de las 23:15. De acuerdo al relato del hombre. Al menos tres ladrones estaban intentando ingresar en su domicilio para robar. Después de que uno de ellos rompiera un ventiluz de la casa, el jubilado habría efectuado un disparo a oscuras con el fin de ahuyentarlos. Sin embargo, ese proyectil habría impactado y provocado una herida mortal en el presunto ladrón, quien todavía no fue identificado por las fuerzas policiales.

Hasta el momento, no se pudieron precisar los detalles del incidente. A primeras horas de la mañana trabajaban efectivos de la policía científica en el lugar para tratar de recopilar las pruebas suficientes como para interpretar todo lo sucedido.

La causa quedó en manos del fiscal Fernando Castro, quien resolvió no detener por el momento al dueño de la casa. Aún así, se iniciaron actuaciones por los delitos de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” y por “tenencia ilegal de arma de fuego”.

El caso de Mar del Plata tuvo ciertas similitudes con lo ocurrido el viernes pasado en la ciudad de Quilmes, también en la provincia de Buenos Aires, donde un jubilado de 70 años llamado Jorge Adolfo Ríos, mató en la calle a un ladrón que había ingresado a su domicilio para robarle.

Después de forcejear dentro de su domicilio, Ríos salió a la calle a perseguir a los ladrones con una pistola Bersa calibre .9 mm y finalmente mató a un delincuente de 26 años con dos disparos en el medio de la calle.

El ladrón asesinado era Franco Pereyra, un integrante de la segunda línea de la barrabrava de Quilmes, quien había perpetrado el robo junto a otros cuatro delincuentes.

A raíz del hecho, efectivos de la Policía Bonaerense actuaron con celeridad y detuvieron ya a tres de los posibles involucrados en ese robo. Entre el martes y el miércoles se aprehendió a dos hombres llamados Cristian Chiara (23 años) y Martín Salto, de 27, y en la madrugada del miércoles se produjo la detención de David Ezequiel Córdoba, de 25.

Aún queda un prófugo de la justicia sobre ese episodio. Se trata de un joven de 26 años de apellido con la inicial D., quien sería residente del barrio La Vera.

Fuente Infobae.com