La difusión a traves de grupos de Whatsapp y de otros medios de la desaparición de una menor de 12 años en Maipú no fue agena a casi ningun mendocino esta semana.

Afortunadamente, la niña apareció y aun quedan algunos interrogantes que buscan ser contestados. Personal policial y de investigaciones sigue trabajando para lograr saber que sucedió en ese momento.

Aunque aun no se tienen pruebas mas que algunos audios, para la familia de la pequeña fue un rapto.

Los hechos comenzaron con la menor barriendo la vereda de su casa en el Barrio Antártida de Luzuriaga, luego el desesperado llamado de su madre tras la ausencia de la pequeña y, luego, el hallazgo para luego ser restablecida al seno familiar.

Testigos sostienen que la vieron caminando sola, aunque también hay en existencia un audio donde se la puede escuchar a la menor explicando que un joven se la habría llevado. Y, por otra parte, los familiares aseguran que dos personas la raptaron y que de otro modo no podría haber llegado tan lejos. La causa esta en manos del fiscal Carlos Torres, quien deberá atar estos cabos para saber qué pasó en realidad.