El empresario falleció a los 59 años en su casa de Santa Fe. Sufrió un paro cardíaco.

El empresario Sergio Nardelli uno de los Ceos de Vicentin falleció esta noche en su casa de Reconquista en Santa Fe. El deceso se produjo poco antes de las 22 por un paro cardíaco, confirmaron fuentes cercanas a Ámbito. Según sus allegados “estuvo bien durante la tarde”, e incluso mantuvo reuniones horas atrás.

La presión sobre Nardelli por parte de los productores acreedores de la empresa se había hecho insostenible en los últimos días. El empresario había encabezado las negociaciones con el Gobierno, incluida una reunión con Alberto Fernández en Olivos. En medio del ahora frenado proceso de expropiación de la empresa

Nardelli tenía 59 años, estaba casado y tenía 4 hijos y había estudiado administración empresas en la UCA. Era nieto de uno de los fundadores de la empresa con sede de Avellaneda Santa Fe.

El cuarteto de la tercera generación señalado como responsable de la situación actual de Vicentin está conformado por Alberto Padoán, los hermanos Sergio y Gustavo Nardelli y Roberto Gazzi.

El momento en que la ambulancia se encontraba en la casa de Nardelli y encendió las alarmas

El momento en que la ambulancia se encontraba en la casa de Nardelli y encendió las alarmas

Nardelli transitaba meses turbulentos luego del ingreso en default por más de u$s1.300 millones de la firma agroexportadora que comandada y había sido fundada por su abuelo 90 años atrás.

Actualmente tenía diversas causas judiciales sobre sus espaldas, tanto en el fueron local como en el internacional que buscan dilucidar si la empresa que comandaba incurrió en fuga capitales y malversación fondos.

El propio Sergio Nardelli fue quien se reunió en persona con el Presidente, luego de que el mandatario anunciara la intervención de la firma. A partir de ahí y luego de semanas de pocos avances, el Gobierno decidió soltarle la mano al plan de rescate.

Actualmente, los dueños de Vicentin, con las familias Nardelli y Padoán a la cabeza continúan intentando conseguir un socio capitalista para sacar a flote a la empresa que estaría cerca de la quiebra. Además, durante las últimas semanas se desató un conflicto gremial en Algodonera Avellaneda, firma que forma para del Grupo Vicentin, que amenazó con cerrar la planta industrial y despedir a sus 400 empleados.

La firma agroindustrial exportadora se consolidaba, antes de la caída en default en diciembre del año pasado, como la cuarta exportadora nacional de granos y subproductos. El Grupo con larga trayectoria en la agroindustria local logró en los últimos años un crecimiento exponencial de la mano de fuertes inversiones en diversos segmentos de negocios.

Fuente Ámbito