Se trata de presuntos mensajes de Darío Nieto con el falso abogado Marcelo D’Alessio y otro ligado a Vicentin.

La revelación periodística de los mensajes supuestamente hallados en el celular del secretario privado del ex presidente, Mauricio Macri, generaron hoy movimientos en dos expedientes que tramitan en la justicia federal.

Se trata del caso D´Alessio y la causa en la que se investigan presuntas irregularidades en los préstamos otorgados por el Banco Nación durante el gobierno de Cambiemos a la empresa Vicentin.

Los movimientos se produjeron luego de que anoche el periodista Gustavo Sylvestre revelara en el canal de noticias C5N que en el teléfono celular de Darío Nieto –secuestrado en la causa por supuesto espionaje ilegal que tramita en Lomas de Zamora- se encontraron mensajes con el falso abogado Marcelo D´Alessio en 2018 y otros, de 2019, vinculados a un empresario de Vicentin.

Darío Nieto, el secretario privado de Macri

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, le solicitó a la fiscal de Lomas de Zamora que le remita aquella información que da cuenta de los supuestos intercambios entre Nieto y D´Alessio, toda vez que puede ser de interés para la causa por la que se encuentra procesado y detenido el falso abogado.

Por su parte, el fiscal federal, Gerardo Pollicita, también pidió certificar la causa que tramita en Lomas de Zamora para poder acceder a aquellos mensajes que puedan aportar información al trámite del caso Vicentin, según informaron a Télam fuentes judiciales.

Según se informó anoche en la señal de noticias C5N, en el celular de Nieto fue encontrado un mensaje del 22 de noviembre de 2019, en el que alguien le indicaba: “Hablá con Martín Mura -ministro de Economía de la Ciudad- por préstamo a Sergio Nardelli (de Vicentin) por 10 palos. Que no lo lleven al directorio, ni a la SIGEN porque lo van a complicar, que lo resuelvan por afuera”.

Otro de los mensajes supuestamente hallados en el celular de Nieto, pero de 2018, provendría de un celular de Marcelo D´Alessio que, el mismo día que el ex juez Norberto Oyarbide se presentó como imputado en Comodoro Py le escribió: “Sus deseos son órdenes, (el fiscal, Carlos) Stornelli ya lo tiene sentado frente a él”.