Alfredo Cornejo, cuando era gobernador, junto a los intendentes Miguel Ángel Ronco (Rivadavia) Mario Abed (Junín) y los intendentes electos Héctor Ruíz (Junín) y Raúl Rufeil (San Martín), había presentado con bombos y platillos los beneficios que entregaría la obra “Doble Vía Rivadavia-Junín-San Martín” en el Teatro Luis Encio Bianchi de Rivadavia.

Miguel Ronco en Radio Jornada (91.9)

El proyecto por aquel entonces no contaba con aprobación legislativa y hoy la cosa continúa igual. Por esta razón, Miguel Ronco, el intendente de Rivadavia, mostró su malestar con la decisión del peronismo de truncar el sueño de una gran parte de la población del Este provincial.

“Estamos siempre en alerta. Se suponía que esta pandemia se iba a incrementar con el tiempo. Hay mucha gente que va y viene. Hay casos en el departamento pero afortunadamente son pocos. Tenemos sólo cuatro. Se han hecho hisopados y por ahora parece que vamos bien. Ojalá que podamos controlarlo aunque sabemos que esta es una enfermedad muy traicionera” soltó el jefe comunal en el programa “Para Vivir” que pone al aire Radio Jornada (91.9).

“Tuvimos una reunión con los intendentes radicales nada más para ver cómo estamos parados. Esperemos que el tema de los contagiados no aumente. Todavía no quiero tomar medidas pero sí vamos a realizar controles más estrictos. La gente no cumple, es reacia, parece que queremos desafiar a la vida. Hay gente avasallante, que siempre busca imponerse de prepo. Un caso de esos vivimos en el ingreso a nuestro municipio” confesó.

“En el Hospital Saporiti estamos bien. Cualquier caso de Covid es derivado al Perrupato. Nosotros atendemos acá casos de urgencia como cirugías por ejemplo” dijo en un pasaje de la plática con los periodistas Jorge Sosa, Natalia Arenas y Fausto Mateo para luego agregar que “en mi caso tengo 67 años, con un problema de asma pero trato de cuidarme más allá que estoy trabajando. No voy a negar que tuve temor pero he tomado todos los recaudos necesarios. El consejo que puedo brindarle a la ciudadanía es que se cuiden. Trasladar el virus es muy fácil, tratarlo es todo lo contrario.”

“La noticia de la negativa a realizar la doble vía Rivadavia – Junín me cayó muy mal. Hemos perdido una financiación única porque no sabemos si podemos a volver a tenerla. Hay que retomar los contactos con el BID. Al tren lo tenemos ahí, tenemos que subirnos o si no se nos va. Tenemos el boleto de la lotería en el bolsillo y no lo queremos cobrar. Una cosa es endeudarse para pagar los sueldos y otra es para hacer inversiones como esta doble vía. No tenemos accesos acordes. Necesitamos progreso. El tema del acueducto de La Paz es otra cosa que también nos preocupa. Son decisiones insensatas. La oposición se ha negado al progreso. Los créditos tienen refinanciación. Estoy sorprendido y molesto porque se le niega a 70.000 personas de Rivadavia y 35.000 de Junín tener mejores condiciones de vida. Estoy indignado, molesto” dijo en la parte final de la entrevista en la señal del Grupo Jornada.