Miami Heat (1-2) superó a Los Angeles Lakers (2-1) por 115-104, resultado que le permitió achicar la ventaja en la serie final de la NBA de básquetbol, que se disputa en la denominada ‘burbuja’ de la ciudad de Orlando, en EE.UU

En el gimnasio AdvenHealth Arena del complejo Disney Wide World of Sports, el quinteto dirigido por Erik Spoelstra consiguió una convincente victoria, pese a volver a lamentar las ausencias por lesión del base esloveno Goran Dragic y el pivote Bam Adebayo, habituales titulares.

La progresión del triunfo de los Heat resultó la siguiente: 26-23, 58-54, 85-80 y 115-104

El cuarto encuentro de la llave se disputará el martes, a las 22.00 hora argentina.

El alero Jimmy Butler se erigió, nuevamente, en la principal llave ofensiva del campeón de la Conferencia Este, al aportar 40 tantos (14-20 en dobles, 12-14 en libres), 13 asistencias y 11 rebotes, marcando un meritorio ‘triple-doble’.

Otro valor destacado en el conjunto ganador fue el ala pivote canadiense Kelly Olynik, responsable de 17 unidades, 7 rebotes y 2 rebotes, mientras que el juvenil armador Tyler Herro finalizó con 17 puntos, 3 rebotes y 2 pases gol.

En Lakers, ganador de la división Oeste de la competencia, sobresalió casi en exclusividad el astro LeBron James, quien firmó una performance de 25 puntos, 10 rebotes, 8 asistencias y 2 tapas en 39m.

Durante el primer tiempo, Miami se plantó bien en defensa, neutralizó los circuitos ofensivos del rival y provocó 14 pérdidas de balón en unos Lakers, que sintieron la escasa efectividad de un apagado Anthony Davis (5 puntos).

El quinteto de Spoelstra, con Butler (19 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias en esos 24m. iniciales) como abanderado, se llevó una ventaja más bien corta (58-54), pese al dominio que había experimentado.

El arranque del tercer parcial mostró una ráfaga del Heat (10-0 en 4 minutos) y el tanteador 68-54 amenazaba con otorgar sentencia.

Sin embargo, el conjunto californiano ensayó una reacción de la mano de James, bien secundado por Davis (10 tantos) en este parcial, que le posibilitó quedar a tiro (80-85), al ingreso al último período.

En el cuarto de cierre, Lakers aprovechó un momento de gracia de Markieff Morris, con dos triples seguidos (terminó con 19 tantos y 6 rebotes), para establecer la igualdad en 89, a falta de 9m. 19s. Y luego una conversión de Rajon Rondo le dio una efímera diferencia a los conducidos por el DT Frank Vogel.

Pero, Miami continuó apostando a las penetraciones de Butler, en el uno contra uno, situación que le permitió canastas o bien, tiros libres favorables.

Una buena efectividad en los lanzamientos de cancha (51,3 por ciento, con 41-80) más sostener la ‘cabeza fría’ en los momentos más tensos le posibilitaron a los Heat quedarse con el triunfo.



/" target="_blank">