El conductor y la empresaria habrían retomado la relación con perfil bajo y se filtró hoy que “Marcelo está luchando” por la relación. Y según un miembro de la familia: “Están cerca de volver”.

Al parecer Tinelli recorre a diario los catorce pisos que separan los departamentos para ver a Guillermina a escondidas y no sufrir el acoso de ningún vecino.

Según la explicación de Luis Ventura, “hay reconciliación porque hay un reencuentro, al menos en lo presencial. No sé si a nivel pareja esto tiene más proyección, pero Marcelo está luchando”.

El periodista amplió que “nada de esto es gratuito, tiene un espíritu deportivo. Hay que salvar esos 14 pisos de diferencia que tienen, y por escalera de emergencia. Marcelo vive en el piso diez y ella en el 24. Hay catorce pisos de diferencia”.

¿Reconciliados? Una relación con mucho desgaste.

“Marcelo los recorre entre dos y tres veces por día. No toma ascensor para no quedar expuesto ante las miradas o a alguna pregunta irreverente o imprudente. Entonces el tipo va por la escalera de emergencia”, agregó Luis.

“La va a ver y después baja, razón por la cual esos 672 escalones que utiliza en cada uno de las subidas, llegamos a la suma de 1.344 escalones por día que hace el señor Tinelli para ver a Guillermina”, cerró el periodista.

La reconciliación de Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés resuena fuerte desde que Mimi Alvarado, pareja del primo del conductor, Luciano el Tirri Giugno, dijo que “están cerca de volver”.

La separación de Marcelo y Guillermina fue comunicada por Tinelli en su Instagram el mes pasado y los dos se encargaron de aclarar que fue en excelentes términos, al punto de que hubo especulaciones de que en realidad era una decisión de él para protegerla de los cuestionamientos que provoca el rol político del conductor.