“Pongámonos en contexto. Lo que digo es volver a la normalidad, una normalidad que no va a ser igual que antes. No se puede vivir en una burbuja, el aislamiento es una burbuja y tienes consecuencias tal vez peores que la pandemia. Eso lo vamos a ver cuando la película ya haya terminado, ahora estamos viendo una sucesión de fotos bastantes contradictorias. Todos los días existen avances y retrocesos y creo que no hay que tener miedos. Tenemos que tomar recaudos y tener conducta social” dijo el Intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, en el programa “Para Vivir” que se emite en Radio Jornada (91.9).

Esta fue la respuesta del ex Director de la OSEP ante la consulta de abrir el shopping y por lo cual fue muy criticado por un sector de la oposición. “La realidad hay que decirla, y si bien (el virus) no está descontrolado, ni mucho menos, con el tiempo habrá muchos más casos. El problema lo tienen el AMBA y Chaco, porque en Río Negro y Tierra del Fuego hubo mucho pero lo han controlado”, diagnosticó el dirigente de la Unión Cívica Radical y ejemplificó su respuesta contando que; “Cuando a los 18 años de edad saqué el carnet para conducir y me puse a manejar lo hice sin cinturón de seguridad, los autos de aquella época ni siquiera lo tenían hasta que un día salió una ley y me tuve que poner el cinturón de seguridad. Me molestaba un poco ponerme el cinturón cada vez que me tocaba salir. Sin embargo desde hace muchos años cada vez que me subo al auto antes de darle marcha me pongo el cinturón. Este fue un hábito que fue incorporado por un beneficio social. Con esto pasa lo mismo con el tema distanciamiento, higiene, protectores faciales, evitar amontonarnos”.

Marcelino Iglesias en Radio Jornada (91.9)

“Esto nunca fue sano – prosiguió en la charla concedida a la señal del Grupo Jornada – porque si tomamos las estadísticas de la gente fallecida en los últimos cuatro o cinco años hacia atrás, durante esta misma temporada como consecuencia de la influenza o gripe común, es mucha más que la que ha fallecido este año porque no guardábamos distanciamiento. Decíamos es sólo una gripe y la gripe es una enfermedad grave, sobre todo en las personas mayores y la realidad es que no tomábamos distancia, no protegíamos a nuestra gente mayor o no teníamos los suficientes hábitos de higiene. Esto llegó para quedarse, de eso no hay dudas” explicó quién además es bioquímico de profesión.

No me gustan los DNU de Alberto Fernández porque hay un fuerte centralismo. Están muy asustados en Buenos Aires porque en las villas, asentamientos o barrios populares ya ingresó el virus y es mucho más fácil infectarse y acá va a pasar lo mismo, porque va a pasar lo mismo” dijo enfáticamente.

Te puede interesar