Los balnearios de Mar del Plata presentaron un protocolo para la próxima temporada de verano que indica desde la cantidad de turistas que pueden recibir hasta qué se debe hacer con las sombrillas.

Según el protocolo entregado, se propone que no se modifiquen sus estructuras, y que el número de carpas y sombrillas sea la misma, pero que sí cambie la cantidad de ocupantes.

Asimismo, prevén que haya piscina, vestuario y ducha, pistolas de temperatura, distanciamiento social y barbijos.

La propuesta presentada este martes al Ente Municipal de Turismo (Emtur) todavía tiene que recorrer distintos despachos para su puesta en práctica pero esperan el visto bueno del gobierno para evitar lo que sería una catástrofe si no se pudiera vacacionar.

Protocolo para vacaciones en Mar del Plata

El documento establece que al momento de contratar un espacio, los turistas firmen una declaración jurada por única vez en la que conste que no están alcanzados por las causas para cumplir cuarentena.

Lo mismo las sombrillas, que tendrán como límite seis personas y estarán separadas unas de otras un mínimo de dos metros. De la desinfección, en ambos casos, quedará constancia por escrito.

Los balnearios que tengan piscina deberán hacer respetar el uso de una persona cada dos metros cuadrados. Los gimnasios y las áreas de juegos infantiles, según este plan inicial, funcionarían bajo términos similares que lo hacen los mismos espacios habilitados en la ciudad, que está en fase 4 y permitió aperturas vía decreto.

TE PUEDE INTERESAR.

En los centros comerciales no se habilitó el uso de baños, y en los gimnasios no se pueden usar vestuarios ni duchas.

Pero los concesionarios de playas proponen el uso de ambos atendiendo protocolos de higiene y ocupación. Por ejemplo, en los vestuarios podrá permanecer una persona cada dos metros cuadrados.

La mayoría de los balnearios de Mar del Plata abre todas las temporadas a partir del 1° de diciembre y un buen número comienza a recibir a sus clientes, aún con servicios mínimos, el fin de semana largo de octubre.

Este año, para las citadas fechas los concesionarios quieren poner en práctica una prueba piloto, con el protocolo en vigencia. El que fue presentado ahora o el que derive de eventuales correcciones. Depende de eso es el cómo funcionarán y la cantidad de personas que puedan llegar a recibir.