Se encuentran alojados con buen estado de salud en la cárcel de Ezeiza.

Los represores Miguel Etchecolatz y Jorge “El Tigre” Acosta, condenados a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura, tienen coronavirus.

Según informó el diario Página 12, Acosta, de 79 años, y Etchecolatz, de 91, estaban alojados en un pabellón del penal de Ezeiza destinado a presos por delitos de lesa humanidad. Etchecolatz no habría persentado síntomas de la enfermedad y “está en buenas condiciones”.

El “Tigre” Acosta

En esa cárcel, no obstante, no son los únicos represores con covid-19. Según la agrupación de abogados pro genocidas Justicia y Concordia, quien habría contagiado a Etchecolatz dentro del pabellón es Gustavo De Marchi, el represor condenado por secuestros y torturas en San Juan. De Marchi fue trasladado a la unidad penitenciaria del Hospital Muñiz.