Las cifras del Instituto Nacional de Vitivinicultura muestran que en lo que va de 2020 los despachos al mercado interno crecieron 8,2%; en la apertura, el vino de color creció 13,3%, mientras que el blanco se redujo en -8,2%.

Continúa la tendencia positiva en los envases de mayor capacidad: botellas de más de un litro y damajuana. Se consolidan también los vinos varietales (+12,7%) y se mantiene la preferencia por los vinos tintos.