Estos test rápidos detectan antígenos, donde se obtiene el resultado positivo o negativo en el momento, se realizan a personas con síntomas. Mendoza es una de las primeras provincias en utilizar esta metodología de detección de COVID-19.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal y el intendente de Godoy Cruz Tadeo García Zalazar, participaron hoy de un operativo sanitario en ese departamento. Se realizaron test de 15 minutos que detectan antígenos, proteínas que se expresan en las células ante la presencia del virus.

Este operativo es parte del programa integral de prevención de coronavirus que realiza el Ministerio, donde se realizan testeos de COVID-19, detección temprana de casos sintomáticos y se concientiza a la población sobre la enfermedad.

Para realizar estos operativos en los barrios la Provincia adquirió 70.000 test rápidos, que también serán utilizados en los consultorios respiratorios de los centros de salud y en algunos hospitales. Al respecto la ministra de Salud Ana María Nadal expresó: “Llevamos a la fecha aproximadamente 200 test rápidos realizados y ahora, ya empezamos a aumentar la cantidad de testeos a partir de los operativos barriales. Donde hoy iniciamos con Godoy Cruz, con quien hemos venido trabajando con mucha cooperación”.

Estos test se suman a las otras metodologías que se utilizan actualmente para detectar el virus, donde se encuentran los test PCR, que detectan el ARN del virus, así como los serológicos, que buscan los anticuerpos que se generan tras su paso.

Al respecto, el intendente García Zalazar expresó: “Estamos realizando testeos en los barrios y en este caso con una nueva modalidad, con la incorporación de los nuevos test que en 15 minutos ya se tiene el resultado”.

“En el operativo nuestros agentes sanitarios, personal del Ministerio y del Municipio, realizan una recorrida casa por casa. Y aquellas personas que presentan síntomas se la invita a venir al móvil sanitario donde se realiza una entrevista y el hisopado, se procesa la muestra y la persona
se lleva el resultado de su test”, especifico García Zalazar.

Además el intendente agregó que se está trabajando con un móvil que se ya se venía utilizando hace tiempo y uno nuevo incorporado recientemente con dos consultorios que permite realizar estos operativos barriales de manera más eficiente. A la fecha el Municipio ha testeado a 8.900 personas y con esta incorporación se busca en un mes, duplicar la cantidad de testeos.

A su vez Ana María Nadal aclaró que: “Para que estos test tengan la sensibilidad esperada o sea que el positivo sea tomado como positivo, la persona a la que se le realiza el test tiene que tener sintomatología y estar entre el primer y quinto día de la enfermedad. Por lo tanto es muy importante en esta búsqueda que hacemos, casa por casa, tener clara esta información para saber si se debe hacer test rápido o se realiza hisopado para efectuar un PCR que permite determinar la enfermedad pasado los cinco días de haber iniciado los síntomas”.

“Estos test son herramientas muy importantes para detección rápida, en el momento y poder ejecutar el resto de las acciones que implica un positivo. Que son: aislar a la persona y contactos estrechos, detectarlos de manera temprana y que si las personas tienen complicaciones no exista consulta tardía, nos permite también adelantarnos a la cadena de contagios y evolución de la enfermedad”, puntualizó Nadal.

Así también la ministra agregó que si la persona es sintomática y el test le da un resultado negativo, se confirma el resultado por PCR.

Test rápidos de antígenos

Este tipo de test busca los antígenos que se expresan en las células infectadas de la mucosa, de donde se toma una muestra con un hisopado nasofaríngeo, similar al del PCR. La diferencia es que el resultado se puede obtener a los 15 minutos con la técnica de inmunocromatografía, es decir, que si se encuentra el antígeno se produce un cambio de color en la tira del test.

La persona que da positivo ya puede ser ingresada en el SISA, que es el sistema nacional de carga de datos. En tanto, en aquellos casos en los que de negativo y haya presunción clínica, es decir que la persona tenga síntomas de COVID-19, será necesario aplicar el PCR.

Esta metodología tiene ciertas limitaciones, entre ellas se tiene que hacer dentro de la primera semana del comienzo de la enfermedad, ya que la determinación se logra cuando hay una carga antigénica importante.