Lisandro López es uno de los bastiones de la defensa de Boca. El defensor que arribó a prinicpios de 2019 se ganó el puesto, afiansándose como titular y siendo una de los pilares de la última línea. Por eso Miguel Ángel Russo lo piensa como titular para la reanudación de la Libertadores.

Sin embargo en las últimas horas, el zaguero encendió las alarmas tras un posible contagio de coronavirus. El rumor fue desarticulado de manera rápida y el resultado del testeo arrojo que Licha no presenta rastros de COVID-19 en su cuerpo.

Este lunes, López trabajó a la par de sus compañeros y será uno de los 33 jugadores que se sume a la concentración xeneize, en el hotel Howard Johnson de Ezeiza. Allí, la tropa de Russo se enfocará de lleno en el partido ante Libertad de Paraguay, que se jugará el próximo 17 de septiembre en Asunción.



/" target="_blank">