Luego del regreso de la NBA, LeBron James rompió el silencio y el astro de Los Ángeles Lakers volvió a abrir el debate del racismo en Estados Unidos. Consciente del alcance y de la fuerza de sus palabras, LeBron fue tajante: “No saben lo difícil que es ser negro en Estados Unidos”.

En esa misma línea, LeBron agregó: “Cuando sos negro, no es un movimiento. Es un estilo de vida. Nos sentamos acá y decimos que es un movimiento y, OK, ¿cuánto va a durar este movimiento? Desafortunadamente, en Estados Unidos y en la sociedad, no hubo ningún maldito movimiento para nosotros. Esto es una forma de la vida. Cuando te despertás y sos negro, eso es lo que sos“.

Lejos de frenarse, James profundizó: “Es un momento en el que se nos escucha. Por un paso que otra persona podría tener que dar, sabemos que los negros tenemos que dar cinco pasos más. Pero eso nos hace tan fuertes, nos hace tan poderosos, nos hace tan únicos, porque tuvimos muchas dificultades en nuestra vida“.

Para cerrar, LeBron remarcó: “Es desgarrador y no lo van a entender, salvo que sean una persona de color. Nunca van a entender realmente lo que es ser negro en América“.



/" target="_blank">