La Justicia Federal confirmó esta tarde que los restos hallados en Costa de Araujo pertenecen al empresario Diego Aliaga, y que el cuerpo muestra señales de que fue asesinado. Aliaga solo tenía puesta la ropa interior y un trapo en la boca. Según la pericia, murió a causa de los golpes recibidos y por sofocamiento.

El cadáver fue hallado el jueves en Costa de Araujo y se encontraba enterrado a medio metro desnudo. Por el hecho se encuentran detenidos e imputados el socio de Aliga, Diego Barrera (50), su pareja, Bibiana Sacolle (46), y los hijos de ella, Lucas (26) y Gastón Curi (28).

La pericia se realizó sobre las huellas dactilares, ya que una prueba de ADN podría haber demandado varios días, y confirmó las versiones previas en cuanto a las causas de la muerte del empresario.

Con estos resultados, avanza la instrucción que lleva adelante el fiscal federal Fernando Alcaraz y se menciona la posibilidad de que aumente la cantidad de imputados.



/" target="_blank">