Las mujeres son las que más compran y utilizan estos productos. Sin embargo, desde el inicio del aislamiento, hubo un 41% más de usuarios, de los cuales un 70% fueron hombres que se iniciaron en el uso de “sex toys”.

La cuarentena cambió los hábitos de los argentinos y en materia sexual también hubo sorpresas: la venta de los juguetes sexuales durante el período aumentaron en un 200%, según una encuesta.

El relevamiento, realizado a 10.850 personas, arrojó que las mujeres son las que más utilizan los juguetes sexuales en solitario y quienes más compran. Sin embargo, desde el inicio de la cuarentena, hubo un 41% más de usuarios, de los cuales un 70% fueron hombres que aprovecharon para iniciarse en el uso de sex toys.

Más allá del uso de los juguetes con fines de autoplacer, la mayoría admitió haber comprado juguetes sexuales para utilizarlos con su pareja.

“Si bien al principio del confinamiento hubo una baja en las ventas, con el paso de las semanas notamos un repunte muy importante en la demanda de juguetes sexuales”, afirma Julieta Zara, dueña del sexshop online Zexboutique.

De la encuesta realizada, los resultados arrojan que los productos preferidos para las personas en soledad se relacionan con distintos tipos de vibradores, mientras que las parejas apuestan a la innovación a través de juegos eróticos con dados o cartas.

Los hábitos de compra también están experimentando una transformación destacada. Antes de la cuarentena, las compras de sex toys se realizaban casi exclusivamente por la noche mientras que, durante el confinamiento, se compra más por la tarde, entre las 16 y las 19.