El máximo tribunal rechazó los recursos planteados por la defensa de los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho y del jardinero Armando Gómez, condenados por abuso sexual y corrupción de menores.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza confirmó hoy las condenas que pesan sobre los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho y del jardinero Armando Gómez por los abusos sexuales y corrupción de menores perpetrados en el Instituto Antonio Próvolo de Luján de Cuyo.

De esta manera, los jueces Dalmiro Garay, Pedro Llorente y Alejandra Orbelli rechazaron los planteos presentados por la defensa y dejaron firme la sentencia.

“Rechazar los recursos de casación planteados por el querellante particular y la defensa de los imputados en autos, y en consecuencia confirmar la sentencia n° 919 pronunciada por el Segundo Tribunal Penal Colegiado de la Primera Circunscripción Judicial en autos”, confirmó el máximo tribunal.

El pasado 25 de noviembre, en un juicio histórico contra delitos sexuales vinculados a la Iglesia, Corbacho y Corradi recibieron 45 y 42 años de prisión. En tanto que el jardinero Gómez fue condenado a 18 años de cárcel.