La medida busca que solo ocupen el 15% de camas de nosocomio, para disponer de más capacidad para la atención de covid-19.

Este jueves, el Gobierno de Mendoza publicó en su Boletín Oficial que se llevará adelante una auditoria en clínicas y hospitales privados y públicos para lograr el cumplimiento de la “Guía Técnica de la Provincia de Mendoza para el Manejo de la Enfermedad por Nuevo Coronavirus (Covid-19)”.

Cabe destacar, que el 30 de junio, se había determinado en ese protocolo que las cirugías programadas podrían ocupar hasta un 30% de las camas disponibles.

Sin embargo, la “Comisión Intersectorial de Salud de Gestión Estatal y Privada en el marco de COVID-19” había sugerido que, “para estar preparados para una eventual necesidad de camas por la emergencia sanitaria la mejor opción es bajar la cantidad de cirugías programadas a un máximo del 15% de utilización de camas disponibles. No pudiendo superar el 15% del registro histórico de cirugías”.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia se aseguró que la medida que tiende a evitar la saturación del sistema sanitario.