“No hay solución y quizás nunca la haya”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la Organización Mundial de la Salud

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que quizás nunca haya una “solución” contra la pandemia de covid-19, a pesar de la carrera en curso para obtener un vacuna.

“No hay solución y quizás nunca la haya”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en línea. “Todos esperamos tener un número de vacunas eficaces que puedan evitar que la gente se contagie”, pero entretanto frenar los brotes depende del respeto de las medidas de salud pública.

El director general de la agencia de Naciones Unidas anunció por otra parte que la misión de la OMS en China concluyó el trabajo preparatorio para su investigación sobre el origen de la pandemia de covid-19.

“El equipo de la OMS que viajó a China terminó su misión consistente en sentar las bases de los esfuerzos conjuntos para identificar los orígenes del virus”, declaró el jefe de la organización, explicando que “estudios epidemiológicos comenzarán en Wuhan para identifica la fuente potencial de infección de los primeros casos”.

El grupo de expertos concordó este fin de semana en que el Covid-19 sigue constituyendo “una emergencia sanitaria internacional”.

“La pandemia es una crisis sanitaria que ocurre solo una vez por siglo y sus efectos se dejarán sentir en las décadas que vienen”, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus al Comité.

“Muchos países que creyeron que ya habían pasado lo peor se están ahora enfrentando a nuevos brotes; algunos que resultaron menos afectados en las primeras semanas están ahora viendo el aumento de casos y muertos, mientras que otros que tenían grandes brotes han logrado controlarlos”, resumió Tedros.

Alemania: una multitud de negacionistas proclama el fin de la pandemia en Berlín

Entre las principales recomendaciones figuran la de continuar apoyando a los países con menores capacidades para mantener sus servicios médicos y que siga impulsando las investigaciones encaminadas a encontrar uno o más tratamientos y vacunas para la Covid-19.

El objetivo es que, cuando sea el momento, los países de menores recursos no queden fuera del reparto de vacunas o medicinas por su incapacidad para pagarlas.

Actualmente, tres potenciales vacunas (de origen estadounidense, británico y chino) se encuentran en la fase 3 de ensayos clínicos, que permitirá determinar si funcionan o no y si son seguras.

La OMS estimó que una vacuna estará lista para su comercialización “en la primera parte de 2021”, como muy pronto.

Sobre los viajes, el Comité indicó que los países “deben tomar medidas proporcionales y emitir sus consejos a los viajeros en función de riesgos correctamente evaluados y revisar tales medidas de forma regular”.

Recomendó, además, a los países que refuercen sus sistemas sanitarios para identificar nuevos casos y hacer el rastreo de contactos.

Prevén que en Estados Unidos habrá más de 230.000 muertes por Covid-19

Tras una discusión y revisión completa de las pruebas, el Comité “acordó por unanimidad” que el brote todavía constituye una ’emergencia de salud pública de interés internacional’ (o PHEIC por sus siglas en inglés), según la agencia DPA.

Estados Unidos se mantiene como el país más castigado por el virus, con 4.562.171 casos y 153.314 muertos, seguido por Brasil, con 2.662.485 infectados y 92.475 decesos, y por India, que lleva contabilizados 1.695.988 contagios y 36.511 fallecidos.