La líder de la Coalición Cívica-ARI ironizó este sábado sobre el allanamiento a la quinta de Mauricio Macri por supuesta violación a la cuarentena

La líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, ironizó este sábado sobre el allanamiento a la quinta del ex mandatario Mauricio Macri por supuesta violación a la cuarentena y consideró que con ese criterio “habría que detener” al presidente Alberto Fernández, “que estuvo abrazado” con el líder camionero, Hugo Moyano.

“Vamos a tener que detener al Presidente, que estuvo abrazado con Moyano, que no sólo le puede contagiar el coronavirus, porque hay otra pandemia: la del delito, la corrupción, el narcotráfico”, sostuvo la ex diputada nacional en declaraciones radiales.

TE PUEDE INTERESAR Cristina Fernández consideró que hubo un “fake allanamiento” a la quinta de Macri

En diálogo con radio Mitre, Carrió dijo que en el Conurbano bonaerense “no se cumplió con la cuarentena”, mientras que consideró que la situación actual de la pandemia en el país “ahora va para el interior” por lo que alertó: “ahí tenemos déficit sanitario”.

Luego de que se conociera una nueva instancia de aislamiento social, la fundadora de la Coalición Cívica volvió a mostrar diferencias en la estrategia sanitaria desplegada por la Casa Rosada, al afirmar que “hay que hacer un carnet sanitario y empezar a convivir con el virus”.

Consultada por los pronósticos del expresidente Eduardo Duhalde en donde alertó por movimientos destituyentes, Carrió cargó contra el exmandatario: “Duhalde hizo golpes civiles y el quiere hacerlo”.

“El golpe del 2001 lo armó Duhalde, el de golpes sabe mucho”, amplió la exlegisladora.

En la misma línea, volvió a cargar contra la vicepresidenta Cristina Kirchner al afirmar que “quiere hacerse un autogolpe de Estado”, y denunció que en el país “hay un poder ausente”.



/" target="_blank">