El caso del empresario Diego Aliaga, que se encuentra desaparecido desde el 28 de junio, tuvo novedades importantes esta tarde. El fiscal Fernando Alcaraz imputó a la familia de Diego Barrera por secuestro extorsivo.

De esta manera, Diego Barrera, su esposa, Bibiana Sacolle Ferro, y dos hijos de la mujer continuarán en calidad de detenidos, ya que el fiscal cree que tienen alguna relación con el caso.

Barrera, Sacolle Ferro y los dos hijos habían sido detenidos el lunes pasado, en un allanamiento realizado en el barrio Dalvian. La causa la lleva adelante un juzgado federal porque se trata de un secuestro, pero podría pasar al fuero provincial si se tratara del homicidio de Aliaga.

TE PUEDE INTERESAR: La madre de Facundo no cree que su hijo siga con vida

Recordemos que cuando Diego Aliaga desapareció, su familia recibió una llamada en la que le exigían el pago de un millón de dólares para liberarlo, pero la pesquisa no ha podido completar todos los elementos de esta línea de investigación.

Aunque aún hay muchos puntos oscuros en la trama, sí se sabe con certeza que Barrera fue una de las últimas personas que vieron a Aliaga antes de su desaparición, ya que ambos debían visitar una propiedad que habían adquirido hace poco tiempo.