Se ubicó en US$ 270.825 millones al cierre del segundo trimestre

La deuda externa bruta se ubicó en US$ 270.825 millones al cierre del segundo trimestre del año, lo que representó una merma de US$ 3.849 millones respecto al primer trimestre de 2020, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, este nivel de US$ 270.825 millones estuvo también por debajo de los US$ 278.489 de fines de diciembre pasado, debido a los pagos de compromisos que realizó el Gobierno nacional y el Banco Central, y a la variación en el tipo de cambio respecto al dólar, informó el Indec.

En base al informe del Indec, el 95% de la deuda externa a valor nominal está nominada en moneda extranjera. De ese total, la mayor proporción, el 60%, se encuentra nominada en dólares.

Durante el segundo trimestre de 2020, la cuenta corriente arrojó un superávit de US$ 2.824 millones. Esto se explicó por el ingreso neto de la balanza de bienes y servicios de US$ 4.971 millones, y el ingreso secundario de US$ 337 millones, parcialmente compensado por el déficit de ingreso primario de US$ 2.484 millones, entre otras cuestiones.

El stock de deuda externa bruta total con títulos de deuda a valor nominal residual al 30 de junio de 2020 se estimó en US$ 270.825 millones, US$ 3.849 millones menor respecto al trimestre anterior, en particular por efectos de tipo de cambio en la deuda denominada en otras monedas contra el dólar.

En tanto, ese mismo stock de deuda externa bruta, pero a valor de mercado, fue estimada en US$ 214.636 millones, con un aumento de US$ 9.330 millones con respecto al cierre del primer trimestre de 2020.

“La principal causa de este incremento se encuentra asociada a la recuperación en el valor de los títulos de deuda emitidos por el Gobierno general en US$ 7.521 millones”, precisó el informe.

Los números reflejados por el Indec corresponden al tercer trimestre del corriente año, período en el que el Gobierno nacional puso en marcha el proceso de reestructuración de deuda que finalizó el 4 de septiembre pasado, con un nivel de adhesión equivalente al 99% del total de bonos elegibles que participaron del canje.

El Indec estimó también que el dinero o inversiones que los argentinos tienen en el exterior o en otra divisa que no sea el peso, ascendían a US$ 391.768 millones, por encima de los US$ 385.047 millones de finales de marzo, pero ligeramente por debajo de los US$ 398.827 millones contabilizados en diciembre.

Del total de activos financieros externos, 84% corresponde a Otros sectores (de los cuales 58% en Otra inversión de dicho sector institucional), 11% al BCRA, 3% a Gobierno general, y 1% a Sociedades captadoras de depósitos.

El informe del Indec dio cuenta que los pasivos externos se ubicaron al cierre del segundo trimestre en un total de US$ 270.875 millones, US$ 7.347 millones mayor respecto del trimestre anterior, explicado principalmente por el aumento de las obligaciones del Gobierno general en US$ 8.626 millones –producto del aumento del valor de mercado de los títulos de deuda emitidos por dicho sector institucional– y del Banco Central en US$ 562 millones.

Asimismo, los Otros sectores redujeron sus pasivos en US$ 1.684 millones, debido a la disminución de la inversión directa en el país por US$ 2.309 millones y un aumento de la inversión de cartera de US$ 979 millones.

En cuanto a la Balanza de Pagos, reflejó un superávit de Cuenta Corriente de US$ 2.824 millones al cierre del segundo trimestre del año, lo que marcó una reversión respecto a la pérdida de US$ 1.941 millones de abril-junio de 2019.

Gravitó fuertemente en este resultado positivo el superávit comercial del trimestre que ascendió a US$ 5.274 millones, al que se le descontaron los pagos de US$ 303 millones de servicios al exterior, y otros US$ 2.484 millones entre renta de inversión y pago de empleados.

El año pasado, la Cuenta Corriente cerró con un déficit de US$ 3.462 millones, lo que -a su vez- marcó un fuerte descenso respecto a los US$ 27.276 millones de 2018.

Telam.



/" target="_blank">