James Rodríguez ya es nuevo jugador del Everton y jugará en la Premier League las próxima tres temporadas. El colombiano se desvincula así del Real Madrid, club al que llegó en el verano de 2014 procedente del Mónaco a cambio de 80 millones de euros, para iniciar una nueva etapa de su carrera profesional en Inglaterra.

Ambos clubes han hecho ya oficial un fichaje del que MARCA informó en primicia a sus lectores el pasado 26 de agosto. Una venta que acelera la ‘operación salida’ en el Real Madrid y que permite al club blanco ingresar en torno a los 25 millones de euros, además del ahorro de la ficha del futbolista, de ocho millones de euros netos.

Insistencia de Carlo Ancelotti

La insistencia de Carlo Ancelotti ha sido una de claves para que la operación de James llegara a buen puerto. El técnico italiano obtuvo la mejor versión del futbolista en el curso 14-15, en el que James rozó la veintena de goles y de asistencias. Sin embargo, aquel Madrid no triunfó en España ni en Europa y eso penalizó la buena temporada de James, que en el curso siguiente perdió paso ante la consolidación de la BBC y el rendimiento de un centro del campo formado por Casemiro, Kroos y Modric.