La suba de precios tuvo un ritmo mayor que en abril y mayo, cuando había sido de 1,5%. Los alimentos aumentaron 1%.

Con la reapertura parcial de la cuarentena en junio, la inflación volvió a acelerar en relación a los últimos dos meses y fue de 2,2%, según informó este miércoles el Indec.

De esta manera, desde que comenzó la crisis sanitaria por el coronavirus la suba de precios mensual pasó de registrar un salto importante en marzo hasta 3,3%, a una meseta de 1,5% en abril y mayo y un repunte en junio.

En los últimos doce meses, especificó el organismo estadístico, la inflación fue de 42,8% y alcanzó así seis meses consecutivos en caída en la medición interanual.

Fuente: TN