El ministro de Economía, Martín Guzmán, no descartó hoy que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pueda poner algún tipo de condición a la negociación de la deuda con ese organismo, como una flexibilización laboral o una reforma previsional, pero aseguró que no aceptará “nada que vaya en contra del desarrollo de la Argentina”.

Además, afirmó que la negociación por la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “será dura y va a llevar meses”, y estimó que “es posible que recién a comienzos del año que viene” se pueda “cerrar un acuerdo”.

“Vamos a generar un debate amplio que va a llevar tiempo; vamos a discutir cada detalle sobre la base de la prudencia. Va a llevar meses, es posible que recién a comienzos del año que viene podamos cerrar”, aseveró el ministro.

“Seguramente habrá intereses (del Fondo) que se van a ver manifestados en las negociaciones. No se tiene que descartar que ese tipo de pedidos puedan empezar a manifestarse”, dijo Guzmán a FMI Metro, en alusión a las leyes ya reclamadas por el organismo en otras oportunidades, pero remarcó: “No vamos a hacer nada que vaya en contra de un sendero de desarrollo virtuoso y estable para la Argentina”.

Fuente Telam.

TE PUEDE INTERESAR.



/" target="_blank">