El gobernador le contestó con una carta a la Cámara de la Construcción al reclamo formulado que consideró extemporáneo y defendió el proceso de licitación de la histórica obra largamente esperada por la provincia.

Es que el presidente de esa Cámara, Iván Szczech, le hizo llegar al mandatario una serie de reclamos con respecto al proceso licitatorio de la obra. 

Suarez calificó de falaz lo afirmado por la Cámara en relación a que el proceso era desconocido para la mayoría de las empresas que respresenta esa entidad.

Desmintió que sea excesivamente oneroso el costo de la oferta ya que señaló que el tiempo transcurrido entre la apertura del proceso hasta la presentación de las ofertas, un poco más de ocho meses, es tiempo suficiente para analizar y costear el proyecto.

En la misiva dirigida al empresario el mandatario indicó que son inoportunos los señalamientos ante la cercanía de la fecha límite para presentar las ofertas. Además, Suarez indicó que varias de las empresas que hoy encabezan los reclamos ya habían accedido en 2011 a la convocatoria que llevó adelante el ex mandatario justicialista Celso Jaque.

Afirmó que la compra del pliego licitatorio no fue necesaria para analizar y definir el proyecto dado que el costo inicial fue del 0,5 por mil del presupuesto total de la obra que luego se redujo al 0,1 por mil.