El gobernador se reunió hoy con los intendentes del Gran Mendoza y anticipó que la provincia volvería a Fase 3.

El gobernador Rodolfo Suarez confirmó este viernes que “van a haber más restricciones” debido al estado crítico de las camas de terapia intensiva. Lo hizo después de reunirse con los intendentes del Gran Mendoza en Casa de Gobierno.

Por eso analiza volver a la Fase 3, que implica el cierre de restaurantes, el turismo interno, los centros comerciales y las actividades en clubes y gimnasios.

“El dato que nos preocupa es que están ingresando a terapia intensiva, menores de 50 años. Se están produciendo muchas pulmonías en adultos jóvenes, lo cual demuestra lo que es este virus, que muchos lo menosprecian”, sostuvo el mandatario.

Y agregó: “Tenemos casi todas las camas de covid ocupadas, por lo cual tenemos que bajar la circulación en Mendoza sí o sí. Yo le recuerdo a los mendocinos que esto era entrar y salir. Van a haber más restricciones, esto lo estoy hablando con el gobierno nacional y decidiremos en conjunto”.

Ayer Alberto Fernández y Rodolfo Suarez mantuvieron una charla, dónde el presidente solicitó que se aplique el retroceso para aplanar la curva y le recomendó volver a Fase 1, pero desde la provincia entienden que puede darse marcha atrás sin cerrar absolutamente todo.

El próximo lunes 31 de agosto vence el decreto vigente de distanciamiento social, preventivo y obligatorio en la provincia. Suarez volverá a comunicarse con el presidente antes de confirmar el retroceso.